Sosa dice tiempo prueba no era problema de los Cubs

POR DIONISIO SOLDEVILA
El jardinero Sammy Sosa está dispuesto a formar parte de un conjunto dominicano la próxima primavera durante la celebración de la Primera Copa Mundial de Béisbol. La información fue brindada por el propio pelotero durante una entrevista realizada por el Gobierno de la Mañana ayer.

“Claro que sí”, dijo Sosa al responder preguntas realizadas por Alvaro Arvelo hijo, Eury Cabral, Julio Martínez Pozo, Víctor Gómez Casanova y Melton Pineda. “Estamos preparados para representar al país”.

Sosa manifestó estar recuperado de la lesión del pie que lo llevó a la lista de lesionados y reveló haberse sentido preocupado por la infección que, de acuerdo a reportes médicos, pudo haberle causado la vida.

“Nunca antes había tenido un problema de lesión de ese tipo, esa lesión me sorprendió”, comentó el pelotero en comunicación telefónica desde Baltimore lograda por la intervención de su manejador de negocios en el país, Domingo Dauhajre.

Sosa reconoció que no está en su ritmo aunque manifestó que espera tomarse apenas un par de días para volver a sentirse cómodo en el plato.

“Voy a tratar de reencontrar mi ritmo pronto, pero eso no es tan fácil”, indicó el toletero, que hasta el momento solo acumula cuatro vuelacercas en la temporada.

NO ERA PROBLEMA

Sosa salió de la ciudad de Chicago y los Cachorros, donde jugó por más de 12 temporadas después de una turbulenta relación con el dirigente Dusty Baker, quien frecuentemente lo criticó de manera pública.

El asunto llegó al punto tal que algunos cronistas señalaron que Sosa era el problema del conjunto y la razón por la cual no ganaron en la temporada del 2004.

Sin embargo, hoy por hoy, los Cachorros están tres partidos por debajo de .500 detrás de los Cardenales de San Luis y los Cerveceros de Milwaukee en la División Central de la Liga Nacional.

“Creo que el tiempo ha probado que yo no era el problema de los Cachorros, porque miren en qué lugar se encuentran en estos momentos”, señaló el único pelotero en disparar 60 o más cuadrangulares en tres ocasiones en su carrera.

PIENSA EN DESIGNADO

Con 36 años de edad y en el último año de un contrato firmado con los Cachorros, Sosa entiende que la Liga Americana es el mejor lugar para un pelotero como él.

“Pienso que es lo mejor ya que puedo ser bateador designado y así extender mi carrera en ese sentido”, dijo.

Se espera que Sosa juegue sus primeros encuentros de vuelta de la lista de incapacitados en esa función y no como la usual de jardinero derecho donde ganó el corazón de los fanáticos del mundo.

Manifestó que todavía le quedan unos tres o cuatro años más en las Grandes Ligas antes de pensar en un retiro.

Sobre el tema de los esteroides dijo haber dejado todo claro durante las audiencias congresionales en las que estuvo presente durante los entrenamientos de primavera.

Criticó, sin embargo, la postura de su compañero en la lucha por los 61 cuadrangulares en 1998, el toletero Mark McGwire.

“No me gustó la forma en que McGwire se expresó”, dijo.

NO SERA POLITICO

A pesar de su popularidad y de algunos comentarios relacionados con el tema de la política, Sosa dijo que no está interesado en incursionar en el quehacer público.

“Estoy contento por la forma en que se está manejando el país en estos momentos. La política no es para mi, pero me gusta como se ven las cosas para la República Dominicana”, dijo.

Aclaró que nunca se ha sentido discriminado en el país, a pesar de que en una ocasión se le negó la membresía de una exclusivo club social de la Capital.