Steve Kerr supera a Phil Jackson y hace historia con su triunfo número 200

Steve Kerr. Fuente externa.
Steve Kerr. Fuente externa.

Houston .- El entrenador Steve Kerr, de los Warriors de Golden State, estableció esta noche en el Toyota Center de Houston un nuevo hito en la historia del baloncesto profesional de la NBA al ser el que menos tiempo necesitó para conseguir llegar a los 200 triunfos.

Kerr se convierte en el único entrenador que lo ha logrado en la historia de los cuatro deportes profesionales que hay en Estados Unidos, NBA, fútbol americano con la NFL, el béisbol de las Grandes Ligas y el hockey sobre patines de la NHL.

La hazaña se dio después que lo Warriors venciesen a domicilio por 106-113 al equipo local de los Rockets de Houston, con el base Stephen Kerr y el escolta Klay Thompson como las figuras que se combinaron para 57 puntos.

Kerr, que se encuentra en la tercera temporada al frente de los Warriors, dijo que su marca es el fruto de tener la suerte de dirigir a una plantilla “excepcional”, como lo demostraban las 60 victorias que ya tienen en lo que va de competición, siendo el sexto equipo en la historia de la NBA, que por tercera liga consecutiva lo lograba.

“Soy consciente de la suerte que tengo, porque la mayoría de los entrenadores no llegaron a un equipo en el que se encontraban jugadores como Stephen Kerr, Draymong Green, Andre (Iguodala) y Klay (Thompson) y el resto de los jugadores que hay en la plantilla”, declaró Kerr al concluir el partido.

Kerr, de 54 años, discípulo del maestro Gregg Popovich, reiteró que adquirió un equipo grandioso y habían ido a más cada temporada en su desarrollo como conjunto.

“Lo que conseguí en cuanto a plantilla fue algo único y cada vez han ido a más”, subrayó Kerr. “Nuestro objetivo cuando llegamos a la franquicia como nuevo cuadro técnico no fue otro que continuar con la labor realizada anteriormente para lograr que los Warriors fuesen cada vez mejor equipo”.

Kerr reiteró que se sentía afortunado de toda la organización que arropa la labor del equipo y de nuevo defendió la filosofía que al entrenador lo hacen los jugadores y no a la inversa.