¡STOP! Una señal poco respetada

4B_Deportes_07_Autos1,p01

El Pare es una señal de alto obligatoria, la cual dependiendo en que país esta señal puede llamarse Stop o Pare.
Es una señal de tráfico reglamentaria que indica en las intersecciones la obligación de detenerse antes de continuar la marcha.
La señal tiene forma de octágono de fondo rojo y borde blanco con la palabra STOP en el idioma de origen en letras mayúsculas en el centro de color blanco.
En esta forma singular permite ser reconocida en los cruces desde diferentes ángulos permitiendo a los distintos usuarios identificar la prioridad de paso de los demás.

La señal de Stop la encontramos de dos formas, de piso o poste parado, puede estar pintada en el asfalto y siempre están acompañada de la señal en pie que es de color rojo para facilitar su visibilidad desde cualquier ángulo y para diferenciarla de otras señales del mismo color.
Las podemos encontrar por lo general en las intersecciones o en cruces sin semáforo o para entrar o salir a una calzada de doble sentido.

Como explica su definición es una señal de tránsito de detención obligatoria, y esta parada debe ser completa.
Sin embargo al salir todos los días a las calles uno se da cuenta cuando que para la mayoría de los conductores es una detención que se aplica a conveniencia.

Si vemos despejado no paramos y salimos parcialmente para incorporarnos al cruce, si lo analizamos a fondo nos damos cuenta que no en todos los casos es una acción temeraria del conductor, sino que obedece a una guerra de movimientos que se vive en muchas intersecciones.
En pocas palabras falta de cultura ciudadana, una carencia de educación vial donde la movilidad es una dura batalla de machos y hembras alfa.

En un accidente de tránsito es más fácil establecer la culpabilidad cuando se presenta un STOP, eso porque apenas saque la trompa del auto y le den un golpe; el que no está parado siempre tendrá la culpa por haber violado las reglas establecidas.