Sube temperatura después de los aguaceros

POR LUIS M. CÁRDENAS
La Comisión Nacional de Emergencia informó ayer que los aguaceros del pasado viernes desbordaron cañadas, ríos y arroyos, inundando decenas de viviendas en todo el territorio nacional. Ayer sábado se reportó intenso calor.

En Jánico 20 casas se inundaron por el desbordamiento del río Jánico y fue afectado un depósito de la licorera Brugal y Compañía. Las personas afectadas fueron trasladadas a casas de familiares y amigos.

Asimismo, la cañada de Gurabo, en Santiago, se desbordó y afectó a más de 1,000 familias, aunque no hubo víctimas.

Entre los barrios afectados se encuentran en Santiago están Hoyo de Bartola, Las Mercedes, Las Vajillas, La Esperanza y Calle 8 de Gurabo.

Mientras que en Salcedo fueron inundadas tres viviendas en el sector de El Chucho, dos en Rancho Arriba, siete viviendas en el Invi, dos en la carretera Monte Adentro, tres viviendas en la calle Duarte y tres en la calle Colón.

En tanto, que en Cotuí se inundaron seis viviendas en el barrio Las Flores, siete en Cuesta Hermosa.

Asimismo, en Fantino los aguaceros inundaron 52 viviendas en los sectores de La Altagracia, Duarte, Juan Castaño, Mirabal, Francisco Alberto Caamaño, Duarte, La Esperanza y 19 familias fueron llevadas a casas de familiares y amigos.

En San Francisco de Macorís una jeepeta fue arrastrada por el río Mamey y sus ocupantes fueron rescatados por miembros de la Defensa Civil y el Cuerpo de Bomberos.

De acuerdo con los reportes en Bonao, quedaron inundados diferentes sectores y comunidades, entre la que se encuentran Arroyo Toro, en donde el agua se llevó el cabezal del puente sobre Río Toro.

Decenas de familias fueron evacuadas y se calcula que las pérdidas en la agricultura han sido cuantiosas.

Se llamó a los residentes en la parte baja de los ríos Yuna y Masipedro a que abandonen los lugares.

En Samaná, se reportaron fuertes aguaceros todo el día el viernes, sin embargo, no han provocado inundaciones en la ciudad, ni daños a la producción agrícola.

Mientras que en San Felipe de Villa Mella 10 casas fueron inundadas el viernes en la tarde y la noche.

En La Vega se informó que aunque llovió mucho no se ha informado de daños en la agricultura y que organismos oficiales hacen una evaluación para determinar los efectos de las inundaciones.

El organismo reveló que el arroyo Gurabo tiene un alto nivel, así como el río Mamey de San Francisco de Macorís y la cañada El Samo de Fantino se desbordó.

El Centro de Operaciones de Emergencia recomendó a los residentes en lugares cercanos a ríos, arroyos y cañadas a tomar las medidas contra las crecidas e inundaciones imprevistas.

Asimismo, recomienda purificar el agua, mediante el uso de pastilla o cloro para su potabilización, ya que en casos de crecidas e inundaciones las aguas se contaminan y producen diversas enfermedades.

De acuerdo con los reportes de los periodistas Francisco Calderón, Rafael Santos, Tony Brito, Yluminada Pérez y Érica Guzmán, ayer no llovió aunque permanecía nublado y hacía mucho calor.