Suben 30% transporte de carga

http://hoy.com.do/image/article/58/460x390/0/384306A7-4AAD-497F-BB6F-4A646D52B365.jpeg

POR LLENNIS JIMÉNEZ
La Federación Nacional de Transporte de Dominicano (FENATRADO) decidió ayer aumentar 30% a la tarifa del transporte de carga en todo el país. El presidente del sindicato de camionero, Blas Peralta, informó que el alza en el servicio de carga se debe a los incrementos que el gobierno aplica a los combustibles semanalmente.

Dijo que el comité directivo de FENATRADO decidió elevar el precio de la tarifa también por la gran cantidad de peajes que tienen que pagar sus afiliados en las carreteras,  porque en el trayecto que antes había una estafeta de cobro, ahora  operan dos y tres.

Peralta sostuvo que, en lo adelante, FENATRADO aumentará la tarifa del servicio cada vez que los combustibles sean reajustados. “Porque ahora decidimos aumentar el servicio de carga trabajando en base a la fórmula de si baja, baja  y si sube, sube”.

El precio del transporte de carga para los alimentos se cobra a RD$13.81 el metro cúbico por kilómetro, lo que incluye el arroz, los víveres, los granos, el aceite, el agua y la bebida. La tarifa también abarca el cemento, la varilla y la madera, materiales que al igual que los alimentos son transportados en patanas y camiones de cama o denominados de chasis.

Mientras que el transporte de arena, cascajo y grava se cobra a RD$7.00 el metro cúbico.

Peralta dijo que en la carretera que va al Cibao, donde antes solo había un peaje, en al actualidad pagan tres precios.

“También ya hay peaje ahora en la carretera Nagua-San Francisco de Macorís, así como en Guerra. Se está instalando otro en La Penda, de Santiago y en Navarrete”, agregó.

Asimismo, Peralta anunció que FENATRADO, junto a otros sectores, integrará una comisión para proponerle al Congreso la modificación de la Ley de Hidrocarburos, para que el cambio de los precios de los combustibles sea revisado cada tres meses, igual que como se le revisa al gobierno, en vez de todas las semanas como se hace en la actualidad.

Sostuvo que cada vez que se incrementan los precios de los combustibles, se disparan los costos de los repuestos,  sin que  reflejen descuentos cuando se reducen los precios de los derivados del petróleo.

“Debido a esta situación , a los camioneros se les hace difícil renovar sus unidades de trabajo y los que pueden las financian en condiciones desfavorables, en la mayoría de los casos”, siguió diciendo.

Se quejó que de que el gobierno y las compañías intermediarias obtienen grandes beneficios con las fluctuaciones del precio de los combustibles.