Subiría impuestos a británicos en 100.000 millones de euros

Birmingham (United Kingdom), 21/11/2019.- Britain's Opposition Labour Party leader Jeremy Corbyn launches his party's election manifesto in Birmingham, Britain, 21 November 2019. Britons go to the polls on 12 December in a general election. (Elecciones, Reino Unido) EFE/EPA/NEIL HALL
Birmingham (United Kingdom), 21/11/2019.- Britain's Opposition Labour Party leader Jeremy Corbyn launches his party's election manifesto in Birmingham, Britain, 21 November 2019. Britons go to the polls on 12 December in a general election. (Elecciones, Reino Unido) EFE/EPA/NEIL HALL

El partido laborista británico presenta de cara a las elecciones del 12 de diciembre el programa político más radical de los últimos años, que incluye nacionalizaciones, nuevas tasas impositivas y más gasto.
El manifiesto, que pretende recaudar 82.900 millones de libras (100.000 millones de euros) al año con nuevos impuestos, ha encendido todas las alarmas en la comunidad empresarial y entre las clases más adineradas del país, que temen una gran carga fiscal si los laboristas llegan al poder.
Aunque las encuestas dan como claro ganador a Boris Johnson, actual primer ministro, el laborismo puede dar una sorpresa de última hora y evitar la mayoría absoluta que persiguen los conservadores.
El manifiesto, presentado por el líder laborista Jeremy Corbyn, promete una ola de nacionalizaciones, aumento de impuestos para las grandes empresas, dinero extra para el sistema público de salud, de educación y de cuidado de ancianos, entre otras medidas. Entre las empresas afectadas están BT, que sería nacionalizada para dar acceso gratuito a los británicos a la banda ancha; y Scottish Power (filial de Iberdrola), que posee varias líneas de transporte y distribución de gas y electricidad. Corbyn ha prometido crear un fondo de 250.000 millones de libras para Transformación Verde del país, promoviendo inversiones en energías renovables. También obligará a que las empresas traspasen un 10% de su capital a los trabajadores. Entre las medidas propuestas por los laboristas se encuentran destinar 75.000 millones de libras a la construcción de 150.000 viviendas sociales en cinco años; pagar la hora de trabajo a 10 libras; introducir una nueva tasa a la segunda residencia.