Súbitamente sluggers pierden su fuerza
jonronera en las GL

POR DIONISIO SOLDEVILA
La temporada del 2005 ya casi tiene un mes de haber iniciado y hasta el momento muchos de los mejores jonroneros de la era moderna están totalmente apagados. Hombres que en un pasado no lejano sabían sumar siete y ocho cuadrangulares en el primer mes de la campaña, hoy suman uno y dos y algunos ni siquiera han sacado la bola del parque.

El caso más notorio es el de Ken Griffey Jr., el jardinero central de los Rojos de Cincinnati.

Las lesiones han afectado gravemente a Griffey en las últimas temporadas, pero este año en 73 turnos al bate no ha pegado su primer estacazo de cuatro esquinas.

En el 2004 la suma fue de tres durante el primer mes del año, mientras que en el 2003 y 2002 solo fue uno, pero en un año saludable como este, no se explican los problemas de Griffey.

En igual condición podrían colocarse Rafael Palmeiro y Jim Thome, de los Orioles de Baltimore y los Filis de Filadelfia, respectivamente.

Palmeiro tiene más de 500 jonrones en su carrera y un hombre que generalmente comienza caliente la temporada.

Pero en el 2005 solo tiene un cuadrangular en 73 turnos al bate, sin contar el partido de anoche. Lo mismo sucede con Thome, que después de haberse ido para la calle siete veces en el mes de abril del 2004, apenas tiene uno este año.

En un grupo similar se encuentran Jeff Bagwell, Gary Sheffield y Mike Piazza, con solo dos estacazos de vuelta completa en el primer mes del año.

Aparentemente la fuerza ha abandonado el cuerpo de estos toleteros de las mayores, sin una explicación clara que declare el por qué la disminución de sus jonrones.

Uno que se incluye en este grupo es el jardinero derecho de los Orioles de Baltimore, el dominicano Sammy Sosa.

Aunque Sosa generalmente no comienza caliente, sus cuatro jonrones en 88 turnos al bate han generado algunos comentarios negativos sobre la productividad del petromacorisano.

Pero si se toma en consideración que en el primer mes del año en el 2004 sumó cinco, lo mismo que en el 2003, entonces las cosas no están muy lejos de lo cotidiano.

BONDS NO HA PODIDO

Uno que ha sido extrañado en el plano jonronero en el 2005 es Barry Bonds, el legendario jardinero izquierdo de los Gigantes de San Francisco.

Bonds no ha podido uniformarse esta temporada debido a una lesión en su rodilla izquierda, la cual ha tenido que ser sometida a dos operaciones en lo que va del año.

Queda por ver si este toletero, quien ocupa el tercer lugar de la lista de todos los tiempos, regresará por sus fueros o se verá afectado por el mismo apagón que tiene en la oscuridad los bates de algunos de los grandes toleteros de esta era.