Sueños truncos al caer avión de Germanwings

francia-avion

BUENOS AIRES. AP. Sueños de amor o de prosperidad quedaron truncos en un instante al caer el avión de la línea aérea Germanwings en los Alpes franceses, con 150 personas a bordo, incluidos ocho latinoamericanos.   

La bajista de una banda de rock argentina y su pareja soñaban desde hacía meses con su viaje a Europa, mientras que un empresario agropecuario argentino residente en Paraguay y su socio venezolano habían ido a concretar un negocio en Alemania.

Gabriela Maumus, de 28 años, era bajista de la banda de rock “Asalto al parque zoológico”. Habían sacado su segundo disco a fines de 2014 y el próximo domingo tenían previsto su concierto más importante desde que se formaron en 2008.

Sebastián Greco, su pareja con quien convivía desde hacía tres años, era licenciado en administración de empresas y se desempeñaba como analista en la consultora Accenture, según su perfil de la red LinkedIn.

La contralto alemana María Radner durante un ensayo general de " El ocaso de los dioses " de  Richard Wagner que forma parte del festival de pascua en Salzburgo, Austria en una fotografía del 22 de marzo de 2010. Radner su esposo y su bebé se encontraban entre los 150 pasajeros del avión de Germanwings que se desplomó en los Alpes franceses. (Foto AP/Kerstin Joensson, archivo)

La contralto alemana María Radner durante un ensayo general de ” El ocaso de los dioses ” de Richard Wagner que forma parte del festival de pascua en Salzburgo, Austria en una fotografía del 22 de marzo de 2010. Radner su esposo y su bebé se encontraban entre los 150 pasajeros del avión de Germanwings que se desplomó en los Alpes franceses. (Foto AP/Kerstin Joensson, archivo)

Mario Maumus, padre de Gabriela, dijo a una radio local que ella no tocaba profesionalmente el bajo, sino que lo hacía en la banda “para pasarla tranquila, ella era muy abierta a todo esto”.

Juan Armando Pomo, de 50 años, estaba radicado desde hacía más de dos décadas en Paraguay. Era director de la empresa agroindustrial paraguaya Conagro S.A, dedicada al acopio de soja, trigo, maíz, sésamo, canola para exportaciones.

Junto con sus socios, el venezolano Nolberto Ariza y el paraguayo Luis Villanueva, habían viajado a Europa por negocios.

El abogado de los tres, Edgar Melgarejo, dijo a la Associated Press que “Luis se embarcó el sábado pasado de Madrid a Asunción porque el domingo era el cumpleaños de su hija. Los otros dos fueron a Zurich, el destino final para sus asuntos comerciales. Luis se salvó de morir gracias al cumpleaños de su hija”.

Pomo era padre de dos hijos, de 20 y 15 años.

“Era muy familiero, siempre nos quería juntar a todos”, comentó Silvana Pomo, una de sus 12 hermanos. La última vez que toda la familia estuvo junta fue en febrero, cuando Juan les pagó el pasaje a sus hermanos para ir a Asunción con motivo de la “quinceañera” de su hija menor.

Ariza también estaba radicado desde hace tiempo en Asunción. Llegó a la capital de Paraguay enviado por la petrolera estatal PDVSA durante el gobierno del presidente Nicanor Duarte, pero luego renunció a la compañía y abrió en Asunción un negocio de importación de combustibles, dijo Melgarejo.

Desde Caracas, la canciller Delcy Rodríguez confirmó que el empresario Ariza, nacido en la ciudad occidental de Maracaibo, y Ximena Alegría González, residente en la ciudad central de Barquisimeto, se encuentran entre la víctimas fatales del accidente aéreo.

La cancillería de México confirmó el miércoles que solamente dos ciudadanas mexicanas viajaban en el avión: Daniela Ayón Razo y Dora Isela Salas Vázquez.

En la nómina de fallecidos también hay dos colombianos, identificados como María del Pilar Tejada y Luis Eduardo Medrano.

El avión volaba de Barcelona a la localidad alemana de Duesseldorf cuando se desplomó el martes en los Alpes franceses.