Sugiere despolitizar discusión sobre electricidad

http://hoy.com.do/image/article/333/460x390/0/384222A1-4B4C-4A45-A299-D10D910BFF6E.jpeg

POR LEONORA RAMÍREZ S.
Para solucionar la crisis energética hay que despolitizar la discusión y retomar la reforma del sector eléctrico, consideró Antonio Isa Conde, asesor industrial del Poder Ejecutivo, y quien dirigió la Comisión de Reforma de la Empresa Pública (CREP) durante la primera gestión del presidente Leonel Fernández.

Si no se ha llegado a  una salida satisfactoria es porque se ha politizado el tema, porque la energía tiene un componente político y las soluciones que se plantean se ven desde esa óptica, no importa de qué litoral provengan, expresó.

Isa Conde, quien participó en el almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio, dijo que es un grave error que se pretenda resolver el problema eléctrico desde la esfera estatal.

“No se puede pretender que desde la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) lleguen las soluciones, porque los elementos que están ahí son políticos, la CDEEE para ellos es  un instrumento de poder, y por más buena fe que tengan, buscarán salidas políticas o que les den poder.

“No se puede ser juez y parte, por más buena fe que tengan, cada vez que yo veo que están haciendo propuestas los propios agentes, que tienen sus propios y particulares intereses…”.

El funcionario manifestó también que el meollo del problema energético está en el cobro del servicio, y en ese sentido resaltó que sólo el 11% de la tarifa está distribuida entre los sectores pobres.

Sin embargo, expresó que hay un 45% de pérdidas técnicas, producto de la ineficiencia.

“Pero además, es muy cómodo lo que representa el subsidio, y cada centavo que le metemos a ese monstruo se le quita a educación y salud”.

A Isa Conde se le planteó que de parte del gobierno se denuncia que la gran evasión del pago de la electricidad se concentra entre los grandes empresarios, y sobre ese aspecto respondió que ““cuando hicieron estudios de las pérdidas no técnicas de la CDE, durante el proceso de reforma, lo que se perdía en Simón Bolívar, un barrio pobre, era menos de lo que se perdía en la avenida Anacaona, un exclusivo sector del Distrito Nacional”.

UNA REFORMA BIEN CONCEBIDA, PERO…

Isa Conde dijo que la reforma del sector eléctrico se aplicó conforme a la Ley, y destacó que esa legislación era buena pero podía ser mejor.

La reforma de las empresas públicas, como fue concebida, no fue una elección, porque se estaba frente a un sector público que se tragaba una parte importante del presupuesto nacional.

En cuanto a los cambios en el sector eléctrico dijo que antes de la capitalización no era sujeto de crédito, por lo que el ex presidente Joaquín Balaguer inventó los Productores Privados Independientes (IPP) para tratar de suplir la crisis con la contratación de plantas que entraban en servicio rápidamente. Pero sobre la reforma del sector eléctrico, expresó, la capitalización era una parte, porque en vez de privatizarse lo que se pensó fue en buscar capitales, socios.

“Pero eso era una parte de la reforma, porque se necesitaban una serie de cosas, entre estas la parte normativa, incluso la Ley 125 de Electricidad se presentó primero que la reforma, pero fue vetada y ahí se entrampó.

“A la reforma no le dieron tiempo, aunque se logró capitalizar las empresas de generación. En el caso de las distribuidoras comenzaron a mejorar un poco las cobranzas, pero desde el principio se violentó el espíritu de la Ley”.

En adición, dijo, desde que subieron los precios de la electricidad el gobierno comenzó a subsidiar el servicio y a partir de ahí se originaron los apagones financieros, la contrarreforma y la improvisación.

“En vez de tratar de que la reforma cumpliera con su objetivo, o mejorar lo que estaba mal, se volvió a la contrarreforma y a la situación que tenemos ahora, un sector eléctrico   que es como un perro que se está mordiendo la cola”.