Sugiere fiscalizar gastos Metro

http://hoy.com.do/image/article/303/460x390/0/E0CF3BD9-8DF8-44E8-B25B-696A1BD97793.jpeg

POR UBALDO GUZMAN M.
La Cámara de Cuentas debería instalar una oficina permanente en la Oficina Para el Reordenamientro del Transporte (OPRET), a fin de que informe mensualmente los cientos de millones que se gastan en la construcción del Metro de Santo Domingo, sugirió ayer el geólogo Osisis de León.

Planteó que una obra, cuyos contratos se otorgan sin licitación a los amigos, relacionados y familiares, es importante que la Cámara de Cuentas fiscalice cada peso que se gaste.

Expresó que si hubiese hecho así desde el inicio del Metro, la OPRET no hubiera improvisado como lo ha hecho, ni obviado los estudios básicos en toda obra de ingeniería.

Indicó que las normas de la Sociedad Americana para Pruebas de Materiales exige que en toda obra de esa envergadura se realicen los estudios de lugar para identificar con precisión cada problema y la solución en cada caso.

Señaló que si la OPRET hubiera realizado estudios no se hubieran producidos derrumbes frente a la Universidad APEC, ni al norte de la avenida Nicolás de Ovando, ni en la calle Arístides Fiallo Cabral.

Según el experto, todos esos problemas están costando cientos de millones de pesos de los contribuyentes, por lo cual es necesario que la Cámara de Cuentas ofrezca una información precisa y minuciosa de cuánto está costando la obra.

Expresó que el discurso del presidente Leonel Fernández ante la Asamblea Nacional habló con cifras de todos los proyectos, salvo del Metro.

Indicó que la OPRET pasó de la Presidencia de la República a depender de la Secretaría de Obras Públicas, para que país no se entere de cuántos millones está consumiendo mensualmente en la construcción del Metro.

A su juicio, los recursos que recibe la OPRET supera en gran medida a lo asignación mensual a cada una de las Secretaría de Estado, lo cual debe demandar una investigación minuciosa de la Cámara de Cuentas.

El coordinador de la Comisión de Ciencias Naturales y Medio Ambiente de la Academia de Ciencias dijo que la sociedad debe reclamar que cada peso que se paga en impuestos sea utilizado con la máxima transparencia posible.

Expresó que el Metro—por ser la obra la más costosa en los últimos cien años—habrá una revisión de los aspectos técnicos y administrativos, lo cual determinará cuáles procesos de construcción fueron violados y dónde están cada uno de los vicios de construcción.

Dijo que una parte del dinero entregado a la OPRET se ha ido en sobre costo, en vista de no tener los estudios, por lo cual han tenido que resolver los problemas sobre la marcha.

Indicó que hace tres semanas se creó un problema en la calle Fabio Arístides Cabral, de la Ciudad Universitaria, y hasta ayer no habían podido volver al lugar.

Expresó que no se debe sacrificar la salud, la educación, el medio ambiente y las obras públicas comunitarias por construir una obra que no resolverá el problema del transporte en Santo Domingo.

Indicó que el Metro dejará una odiosa carga económica, fruto de préstamos internacionales.

Consideró que la obra tiene una multiplicidad de peligros, debido a la violación de los principios constructivos establecidos en todo el mundo.

Indicó que el viaducto de Villa Mella se desplomaría si se registrara un terremoto similar al ocurrido en 1946. Cree que la OPRET debió haber realizado un estudio “el módulo dinámico de la roca y de los suelos” por el área por donde pasará el Metro.

Indicó que el Metro se ha convertido en la obra más controversial y conflictiva del último siglo, porque no estaba en el programa de gobierno del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), ni en el discurso de campaña de Leonel Fernández.

Cree que es una obra inoportuna, porque se decidió construir en un momento en que la economía atraviesa una de las etapas más difíciles.

Expresó que el Metro absorbe los presupuestos de las secretarías de Salud y Educación, y recordó que en diciembre pasado el Congreso transfirió RD$1,100 millones de esas carteras al Metro, lo cual ha dejado a los hospitales sin medicina y las escuelas sin pupitres.

Entrevistado en el programa Aeromundo que se transmite por Color Visión, De León dijo que sólo tendrá una cobertura de siete kilómetros cuadrados en una ciudad de 300 kilómetros cuadrados, con una inversión de RD$55,000 millones.

Cree que la obra será infuncional, debido a que sólo dará el servicio de transporte al 1% de la población dominicana en una longitud de 14.2 kilómetros.