Sugiere fuente financiar Policía

POR UBALDO GUZMAN MOLINA
El gobierno peledeísta, en lugar de recurrir a un préstamo al Eximbank, puede destinar RD$3,000 ó RD$4,000 millones de los excedentes de las recaudaciones para equipar a la Policía Nacional, sugirió ayer el presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Ramón Alburquerque.

Explicó que antes de tomar esa decisión, el gobierno tiene que plantearlo al Fondo Monetario Internacional (FMI). Los excedentes de las recaudaciones ascienden a casi RD$15,000 millones, dijo.

Alburquerque dijo esperar que el equipamiento (de la Policía), que debe ir con el entrenamiento, no se convierta en un gasto superfluo.

Abogó porque los policías asignados, según dijo, a las residencias de los ricos, sean llamados a prestar servicio y de esa forma recuperar 10,000 agentes para controlar la delincuencia y la criminalidad.

Recordó que hace tres año el Congreso aprobó un préstamo de US$34 millones para el equipamiento de la Policía Nacional, pero dijo desconocer qué sucedió.

El presidente del PRD se preguntó que de qué vale la vida de los ciudadanos si no hay seguridad y protección por parte de la Policía Nacional.

“Nos escandaliza que se esté vituperando a la Policía, porque cuando sea vista como un trapo viejo, quién cuidará al pueblo dominicano”, volvió a cuestionarse.

Solicitó al gobierno que deje de denigrar a la Policía, por entender que la población todavía quiere a esa institución, aunque desea que se reforme y transforme.

Consideró que el gobierno ha contribuido a declarar la Policía como “paria social” y sostuvo que la forma en que la administración de Fernández la ha manejado, es como si fuera lo peor del país.

“Entonces, nos hemos quedado sin nada y por eso el crimen ha hecho explosión. Un grave error porque le ha costado la pérdida total de credibilidad”, señaló.

Abogó por una modificación urgente del Código de Proceso Penal para que, en lugar de 48 horas, se permita el arresto del sospechoso de cometer un crimen durante un mes.

Expresó que así sabrán los criminales que la sociedad no está dispuesta a tolerarlos ni un segundo más.

Explicó que el crimen tienen “vueltas locas” a las familias humildes y que ya ha llegado a los ricos, ya que ahora nadie está seguro.

Uno de los grandes fracasos del gobierno de Leonel Fernández, dijo, ha sido permitir que la sociedad dominicana viva en una incertidumbre total, “incluso, hasta en El Capotillo venden sus casitas para escapar del terror”.

RESPETO AL PRD

Alburquerque dijo que al PRD hay que respetarlo y verlo como la organización más sólida de las entidades políticas del país.

No cree que la nación esté al borde del surgimiento de una dictadura, porque el partidismo está muy fuerte.

Consideró que al PRD no se le puede ver como una asociación de malhechores, porque “es parte de la dignidad pura de las grandes mayorías el pueblo dominicano”.

Entrevistado en el programa Aeromundo, que produce Guillermo Gómez por Color Visión, alburquerque dijo que el PRD apoyará en el Congreso la aprobación del Acuerdo de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (DR-CAFTA).

Consideró que la reforma fiscal no debe ser sólo un aumento impositivo.

A su juicio, la reforma fiscal debe abarcar cómo reducir la evasión fiscal, que supera el 40%, y cómo manejar los desmontes, las compras nacionales y la adjudicación de obras.

Recordó que el DR-CAFTA implica un compromiso de establecer un sistema de compra nacional por licitaciones y concursos, así como la adjudicación de obras.

Dijo que si el gobierno invierte RD$100 millones al año, RD$30 millones se pierden.

El gobierno puede ahorrar, en un primer año, el 50% del dinero que se pierde, estableciendo sistemas de buenos controles y grandes sanciones al que lo viole para que las compras sean transparentes.

Expresó que en la reforma fiscal debe contener la estructura del gasto priorizado, eliminación del gasto superfluo y, al mismo tiempo, un plan racionalizado de inversiones.

Dijo que el legislador que se respete y que quiera volver a ser electo, que se atreva a votar por incrementos de impuestos.