Sugiere no más municipios en 10 años

POR MANUEL JIMENEZ
Marcos Villamán, presidente de la Comisión Nacional de Reforma del Estado (CONARE), sugirió ayer un proyecto de ley que congele durante diez años la creación de nuevos municipios en la República Dominicana.

Villamán sostiene que ese tiempo debería aprovecharse para discusiones técnicas entre las autoridades y la sociedad civil, para buscar acuerdos en torno a los criterios que deben tomarse en cuenta para elevar una comunidad a la categoría de municipio o provincia.

“Hace falta discutir con seriedad la cuestión regional, provincial y municipal, así como llegar a criterios técnicos y políticos para decir cuándo una población puede ser municipio”, agregó Villamán, al destacar que muchas veces la población se engaña a sí misma creyendo que con tan solo elevar su categoría se puede desarrollar.

El funcionario explicó que, en ocasiones, la extensión territorial de una comunidad no permite por sí sola su desarrollo y que en este caso el éxito depende de la capacidad que se tenga para establecer alianzas con otras poblaciones vecinas, para obras mayores.

Puso el ejemplo del Distrito Nacional que a pesar de que ha sido dividido en cinco municipios, sigue siendo una misma ciudad. Sostuvo que en este caso la planificación del desarrollo debe hacerse a través de alianzas entre estos municipios.

“Es lo que se llama la mancomunidad municipal. Es decir, una única ciudad planificada por una universalidad que llega a acuerdos y que, por consiguiente, funciona como una unidad, pues de lo contrario será una dispersión y un desorden que irá en contra de la calidad de vida de la propia ciudadanía”, sostuvo Villamán.

El funcionario se quejó de que la división territorial del Distrito Nacional se tomó “sin que estuviéramos preparados para eso”.

 “Para tu crear una división exitosa, debe contar con instituciones que funcionen”, dijo Villamán, quien sostuvo que en este caso las instituciones no han funcionado y las consecuencias han sido peores a lo esperado. Sostiene que en muchas de estas divisiones geográficas lo que se ha hecho es profundizar los problemas, en vez de solucionarlos.

Villamán, junto al director de la Oficina Nacional de Planificación (ONAPLAN), Guarocuya Féliz, fueron los invitados de ayer a un conversatorio auspiciado por el director de Prensa de la Presidencia, Rafael Núñez y el portavoz gubernamental, Roberto Rodríguez Marchena, con los periodistas acreditados al Palacio Nacional.

REFORMA PRESUPUESTARIA

El director de ONAPLAN, de su lado, dijo que la actual administración está embarcada en un proceso profundo de reformas económicas y sociales, algunas de ellas acordadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI), a fin de construir un Estado más moderno y funcional.

Se trata de reformas estructurales, sociales y económicas, añadió Feliz.

Destacó, entre éstas, una reforma presupuestaria en la que no sólo haya una descentralización del gasto, sino también de responsabilidades.

Señaló que en el presupuesto vigente, entre el 17 y el 19 por ciento de los ingresos internos tienen que distribuirse automáticamente entre instituciones que están fuera del gobierno central, entre éstas, los ayuntamientos y los poderes Legislativo y Judicial.

Puso de ejemplo que, este año, los ayuntamientos tienen una asignación presupuestal que duplica el presupuesto de la Secretaria de Obras Publicas, una institución que debe trabajar en obras de infraestructura en todo el país.

 “Tenemos que pensar en una nueva fiscalidad donde no solo tengamos descentralización del gasto, sino que tengamos descentralización de responsabilidades”, dijo.

Féliz expresó también que el país debe ir pensando en una inserción inteligente en el consenso internacional, ubicando sus socios comerciales a nivel mundial.

Manifestó que el país y sus instituciones tienen también que determinar a dónde quieren estar dentro de 25 años, programando sus metas, objetivos y principales desafíos.