Sugiere reducir gastos y limitar la campaña

POR LUIS M. CARDENAS
El presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Luis Arias Núñez, dijo anoche que se hace necesario establecer límites de gastos a las campañas electorales y restringir la duración de estas a un tiempo razonable. Expresó que el pleno de la JCE no ha fijado una posición definitiva sobre cómo será aplicada la ley de primarias de los partidos políticos.

Dijo que solicitaron una partida de RS$700 millones para la organización de las primarias en los partidos, cantidad que consideran justa y necesaria.

Arias considera que debe haber una mayor integración de todos los sectores para que se pongan de acuerdo en la conveniencia de la ley.

En una conferencia organizada por el Foro de Mujeres de Partidos Políticos en el Ateneo Dominicano, Arias dijo que las restricciones al uso de los fondos se hacen necesarias en estos países en vista de la situación económica deficitaria que afecta a las naciones.

Exhortó a buscar la igualdad y la justicia en las organizaciones políticas, respetando la voluntad de sus integrantes a fin de que sean estas las unidades que asuman la búsqueda de la credibilidad de la política.

Expresó que cuando se autorizan fondos públicos a los partidos conviene fijar disposiciones que obliguen asignar partidas para actividades de capacitación ciudadana al fortalecimiento de la cultura democrática.

Manifestó que se busca regular y hacer frente a la exigencia de garantizar una mayor democracia interna y más participación de los afiliados en el seno de los partidos.

Entiende que la debilidad organizativa, la tendencia al fraccionamiento y al fraccionalismo y la falta de democracia interna de los partidos se hallan entre las causas que explican el sensible cuestionamiento a que son sometidos y que degeneran en desprestigio.

Sostiene que las primarias cerradas o abiertas constituyen una tendencia que ha venido ganando fuerza en los países de la región.

Entiende que “abrir un cauce claro y con reglas diáfanas para que la competencia en el seno de los partidos garantice la movilidad y dinamize a la sociedad, así como contrarrestar las prácticas negativas del clientelismo, el secretismo caciquil y la separación de la sociedad.”

Destaca que en la actualidad el sistema de partidos políticos atraviesa por una crisis cuya solución se encuentra en la participación de todos los electores.

Sugiere que los partidos apliquen mecanismos de elección popular libres, abiertos y democráticos en cada una de las instancias a que tiene derecho el elector.

Dijo que la ley de primarias puesta en manos de la JCE es una grande y riesgosa novedad, pero que esta ley no establece las normativas que hagan efectivo su cumplimiento.

Sin embargo, entiende que debe hacerse un estudio más profundo y participativo sobre las implicaciones de la ley en el sistema electoral, ya que son muchas las interrogantes que diversos sectores se hacen.

Abogó porque se fomenten los ejercicios de administración política en los partidos y procurar que con la realización de sus elecciones surjan candidatos elegidos por la voluntad mayoritaria de sus afiliados.