Superintendencia revisará facturas

POR FIOR GIL
La Superintendencia de Electricidad hará “auditorias relámpago” al sistema de facturación de las distribuidoras de electricidad para determinar el nivel de “aumentos desproporcionados” que hicieron a los usuarios en los pasados dos meses.  El superintendente Francisco Méndez dijo que estas revisiones de las cuentas se harán principalmente en las distribuidoras del Norte (Edenorte) y del Sur (Edesur) que dependen del gobierno. Juntamente con las “auditorias relámpago”, indicó, los auditores contactarán a los clientes.

Méndez dijo que los auditores se pondrán en contacto mediante llamadas telefónicas con clientes para confirmar las variaciones de los consumos y la facturación.

En las últimas semanas millares de personas han elevado quejas ante las empresas distribuidoras y las autoridades como consecuencia de los aumentos en las facturaciones que multiplican varias veces los consumos medios.

Dijo que como se trata de llamadas aleatorias o al azar y pidió a las personas que reciban esas llamadas que ofrezcan las informaciones que se les requieran.

“Dado la magnitud y el impacto que ha tenido esta situación imprevista y anómala a todas luces, estamos obligados a hacer una investigación y estudios y por eso estamos dando a conocer las decisiones inmediatas que estamos tomando para solucionar eso”, indicó.

Por otro lado, dijo Méndez, se pidió a las empresas distribuidoras que expliquen a la Superintendencia “de manera convincente” los aumentos.

La semana pasada Méndez pidió a los usuarios que denunciaran los aumentos excesivos en la facturación de los últimos dos meses en la oficina de Protección al Consumidor (PROTECOM) de la Superintendencia.

Dijo que la ley General de Electricidad facultad a los usuarios a reclamar cuando estima que se le ha hecho un aumento desproporcionado y mientras se le responde la empresa distribuidora está impedida de suspenderle el suministro.

El Superintendente Electricidad dijo que dado a que existe un universo de más de 900,000 clientes de las Distribuidoras, esa institución  busca a través de la auditoria y las llamadas telefónicas a varios clientes si las empresas distribuidoras han adoptado un patrón para producir los aumentos en la facturación.

“Lo que podemos es determinar si existe un patrón en la conducta de las distribuidoras que se pueda tipificar como violatorio de la Ley General de Electricidad y su reglamento”, expresó el funcionario.

Aclaró que SIE se tiene que ajustar  la ley y su reglamento y garantizar los derechos de los usuarios en función de   dicha legislación.  Méndez admitió que en los últimos meses se han incrementado las reclamaciones de los clientes de las distribuidoras por aumentos en la facturación.

Asimismo informó que el Protecom está recibiendo más de  l,200 reclamaciones por mes, de las cuales entre 50% y 60% están bien fundamentadas y, entonces, “obligamos a las distribuidoras a devolverle el dinero cobrado de más a los clientes. Los resultados son contundentes, el crédito de la Superintendencia ha crecido porque la gente esta acudiendo a Protecom y nosotros le estamos dando respuestas”

Sin embargo, indicó que no puede actuar por encima de la ley y que en el caso de la recaudación de las informaciones mediante las auditorias están contempladas en la ley.

Las auditorias estarán a cargo de un equipo técnico de la superintendencia, informó el funcionario.