Superintendente Bancos prevé más morosidad pago préstamos

http://hoy.com.do/image/article/337/460x390/0/5184001D-9760-47F7-8CE8-5AF1C8C95F63.jpeg

El superintendente de Bancos previó ayer que los recientes aumentos en las tasas de interés bancarias provocará que aumente la morosidad o  atraso en el pago de préstamos por los clientes.

Rafael Camilo explicó que ese incumplimiento es debido a que ese incremento en las tasas afecta de manera negativa el  presupuesto de las personas con créditos bancarios.

El funcionario reveló que en respuesta a esa situación hizo una propuesta que algunos de los babncos han comenzado a ejecutar sobre todo en el área hipotecaria.

Explicó que esa salida consiste en que   amplíen  los plazos de pago de  préstamos. 

Citó, por ejemplo,   que el banco, a una persona que tenga 15 años para pagar un préstamo hipotecario, se le puede   redefinir el  contrato para extender el plazo de pago a 18  ó 20 años, a fin atenuar el impacto que las  alzas en  las tasas de interés tienen en ese  cliente.

“Una persona a la que se le suban cinco mil pesos a la mensualidad, al aumentarle los años (de pago) puede que se le reduzca mucho (la cuota”, dijo Camilo, entrevistado en el programa Uno + Uno, por Telesistema.

En algunos bancos hipotecarios,  las tasas de interés para financiamiento de viviendas que estaban en alrededor de 14%, recientemente fueron elevadas por encima del 20% y hasta  24% en algunos casos.

En otro orden, el licenciado Camilo dijo  que en materia de préstamos,  los productores agropecuarios pequeños tendrían que seguir siendo atendidos por el Banco Agrícola.

El superintendente de Bancos   favoreció que se amplíe la disponibilidad de recursos  del Estado y de fuentes externas para los pequeños productores.

Con relación al sub sector agropecuario,  integrado por  productores grandes que cosechan para el mercado local,  favoreció que el Estado sea  garante de sus  préstamos.

En cuanto al sector de exportación, dijo que éste tiene capacidad y  capital, por lo que  puede acceder al crédito mediante  una garantía suscrita por el Estado o a través de una emisión de bonos.

Reconoció que al sector agropecuario  nunca se le ha prestado en la misma proporción que a los demás sectores, debido a que sus actividades están clasificadas como de alto riesgo.

“Lo que hay que hacer es buscar medidas o mecanismos que hagan que el riesgo para la  banca disminuya, o mitigar  el riesgo que tiene la banca cuando presta al sector agropecuario”, sugirió.

Seguros.   Informó que la Superintendencia  trabaja  en la  creación   de un seguro agrícola para la agropecuaria con asesoría de una comisión agrícola de España que recién estuvo  en el país.

La clave

Da seguimiento
La Superintendencia de Bancos sigue muy de cerca “el problema de la cartera hipotecaria” de los bancos del país, ante la posibilidad de que aumente la morosidad de los clientes en los préstamos, por el impacto de las alzas en las tasas de interés, informó Camilo. Con relación a los préstamos de vehículos, Camilo exhortó a ser cuidadosos en financiar automóviles caros.

Caso Banínter
El superintendente  de Bancos informó que el  déficit cuasi fiscal del Banco Central generado por el Banínter representa un costo para el gobierno  de   24 mil millones de pesos anuales.

Rafael Camilo recordó que el monto de los recursos de los depositantes del Banínter, asumido por el Banco Central, de unos 200 mil millones de pesos, es lo que genera este costo. Los 24 mil millones anuales son producto de los intereses que paga el Banco Central a esos depositantes. El citado  déficit, dijo Camilo, es el resultado de “ese fraude de Banínter y, por lo tanto, había que tener un proceso judicial que no hubiese impunidad, y la justicia dominicana, con esto, inicia su período de gloria, de ser una justicia con transparencia e imparcial”.

Ha sido un hecho histórico en la sociedad dominicana en cuanto a que “las leyes son para todo el mundo.  Por primera vez en lo que tenemos de República se condena a personas de cuello blanco, se condena el delito de cuello blanco”, añadió.