Supuestos policías asaltan a familia

IMGA0219

AEROPUERTO LAS AMERICAS.- Una familia, dos de cuyos miembros llegaron al país desde la ciudad de Nueva York, fue asaltada la madrugada de este sábado por tres individuos que los siguieron desde el mismo aeropuerto hasta su residencia en el Distrito Municipal de La Caleta, Boca Chica.

La familia víctima de los asaltantes que se identificaron como miembros de la Policía Nacional (PN), son José Luis Santana Natera, de 50 años de edad, invalido de la pierna izquierda; su esposa Milena Martinez, de 45, su hija Mabel Cristina Santana y su sobrina Ameris Vanessa Martínez.

El hecho ocurrió a la 1:35 minutos de la madrugada de este sábado,m en la marquesina de la  casa, cuando la familia desmontaba  los equipajes.

Fueron encañonados por los sujetos que andaban en un carro Nissan Station, color gris, con un letrero de Taxis. Los delincuentes cargaron con una maleta con ropas, zapatos, prendas preciosas y dinero en efectivo tanto en pesos como en dólares, narró el señor Santana Natera.

Los atracadores también encañonaron a dos niños de cuatro y ocho años, cuando lloraban abrazados de su madre, Milena Martínez, atemorizados por la situación. Todavía ayer al mediodía cuando acudimos a investigar el caso, ambos niños lucían nerviosos.

Santana Natera, al narrar el hecho a los periodistas, dijo que trató de huir de los sujetos en el vehículo que el mismo manejaba pese a que tiene mutilada  la pierna derecha, pero todo resultó difícil, logrando los asaltantes ejecutar el asalto.

Explicó que tanto él como su esposa, Milena Martínez, llamaron al 911, pero que la respuesta que recibieron fue que estaban atendiendo en ese momento, otros casos de mayor emergencia que el de ellos, dando gracias a Dios que no fueron agredidos.

“Aunque gracias a Dios, nosotros no sufrimos agresiones por parte de los atracadores, vivimos un momento muy  difícil y muy amargo, sobre todo para esos dos niños que no salen del  espanto”, expresó Santana Natera.

El  caso está bajo investigación de oficiales de la Dirección de Investigaciones Criminales (Dicrim) que prestan servicios en la comandancia policial de Boca Chica, quienes acudieron a la residencia de la familia asaltada por los delincuentes.