Surge nueva generación de semillas radioactivas

http://hoy.com.do/image/article/337/460x390/0/BFB070AF-292D-4018-997A-252C8980E6B3.jpeg

MIAMI.  Después de 8 años de empleo de implantes de semillas radioactivas contra el cáncer de próstata, no queda la menor duda de que es uno de los mejores tratamientos contra tumores malignos en estadios tempranos en ese órgano masculino. Igualmente efectivas que la cirugía tradicional de próstata o prostatectomía, las semillas no resultan, sin embargo, ni por asomo, en el mismo porcentaje de impotencia sexual o incontinencia urinaria. Ahora las semillas van todavía más lejos y se vuelven más diferenciadas y más completas en su positivo efecto.

“Las semillas de alta dosis –que es así como se llama la nueva tecnología-“, son la próxima generación de semillas. A diferencia de las anteriores, éstas son temporales. Permiten una mayor exactitud en el tratamiento de radioterapia porque irradia justo los puntos necesarios y con la dosis necesaria. Esta flexibilidad nos permite dañar la menor cantidad de tejido sano posible. Además, con esta tecnología podemos tratar tumores mayores e incluso próstatas más grandes también. Los candidatos a las semillas anteriores eran hombres con próstatas relativamente pequeñas”, expresó el doctor Steven Olszewski, director médico del departamento de radiación y oncología de South Miami Hospital.

Según Olszewski, el tratamiento  recuerda a los procedimientos intravenosos,  porque aunque se colocan las agujas en una sala, al paciente se le traslada en una camilla hasta el salón de radiación y con la ayuda de un escáner  se le colocan las semillas. La nueva tecnología permite aplicar dosis altas de radiación, pero repetidas tres o cuatro veces en el transcurso de unos pocos días.

Comparar efectividad
Como es un tratamiento demasiado reciente, todavía no existen estadísticas suficientes para comparar su efectividad con respecto a las semillas fijas”, comentó el especialista de South Miami Hospital  (e-mail international@baptisthealth.net), quien es uno de los pioneros en el implante de semillas radioactivas en el Sur de la Florida. “Pero es sólo una cuestión de tiempo”.