Susanna Zaraysky
Ciudadana del mundo

Como la canción del cantautor argentino Facundo Cabral, “Ni soy de aquí, ni soy de allᔠporque ella siente que es de muchos lugares, pero no pertenece a ninguno. Aunque  su familia escapó de la ex-URSS cuando era niña aún conserva estas raíces.

Como ha vivido en varios lugares y creció en una zona multicultural como es California pudo compartir con gente de otros países y  por eso dice que no solamente es de los Estados Unidos sino de los 50 países ha podido visitar.

En su condición de políglota se dio a la tarea de escribir varios libros entre ellos “El idioma es música” con la finalidad de enseñar los idiomas a través de la música.

Susanna Zaraysky ha  representado los Estados Unidos en diversas naciones como observadora electoral misión que la ha permitido conocer varias culturas convirtiéndose en ciudadana del mundo.

¿Por qué escribió “Lenguage is Music” (“El idioma es música”)?

Escribí el libro por varias razones, la primera es muy simple, puesto que existe un agudo  problema en la enseñanza de los idiomas extranjeros a nivel internacional, la pedagogía es sumamente pésima. Hay personas que pasan años estudiando un idioma y ni siquiera pueden pedir un vaso de agua sin tener que pensar por cinco minutos en como formar su frase y a la vez saberlo pronunciar bien.

El hecho de escuchar muy bien me ayudaba a integrar la musicalidad y los ritmos de otros idiomas y comprendí que escuchaba otros idiomas como si fueran música y les copie como hubiera hecho con una nueva canción.  

¿De qué trata? Y ¿Qué quiere lograr con este libro?

El libro tiene varios capítulos que explican como uno tiene que escuchar un nuevo idioma, y da ejercicios fáciles que se utilizan con la música, televisión, radio, Internet, y otras actividades.  

El libro se publicó en inglés y ha tenido gran acogida ¿Cuál es su objetivo al publicarlo ahora al español?  Vivo en California, donde hay una gran comunidad hispana-parlante que tiene problemas graves en aprender bien el inglés, sus acentos son tan fuertes que a los anglo-parlantes les cuesta mucho entenderles, el no poder hablar bien en inglés es una barrera, no sólo en los EEUU, también en América Latina, porque existe un comercio abierto entre latinos, los EEUU, Canadá y Europa, que el saber el inglés no es un lujo, sino una necesidad. Creo que cuando haya más personas latinas dominando el idioma inglés u otros idiomas, habría más poder adquisitivo y no se sentirían marginados  a nivel geopolítico.  

Sabemos que ha publicado este otro libro “Travel Happy, Budget Low” ¿Qué quiere lograr con este?  Como he viajado a más que 50 países con un presupuesto limitado, aprendí a manejarme, por eso quiero que hayan personas que sepan como explorar el mundo. Mi misión con ambos libros es de crear ciudadanos globales que puedan viajar y comunicarse con otras personas, con toda la naturalidad posible.

Eres una mujer polifacética, ¿con cuál de todas tus habilidades te identificas más?

El poder comunicarme con otras personas y entender cosas que a veces no se dicen. Pero esto tiene sus cosas malas también. Porque el ser intérprete cansa, es increíble que tenga que ser a veces interprete, de personas que se suponen que hablan el mismo idioma.

Ha visitado 50 países y ha podido vivir en nueve de ellos ¿Qué experiencias tiene al respecto?

 De que todos somos iguales, los temores, deseos y pasos por la vida, son los mismos. No hay barreras, somos simplemente seres humanos con culturas e idiomas diferentes.

¿Con cuáles de todos los países que ha visitado, se identifica más? 

Déjame contarte un poco, para que puedas y puedan entender el porqué este país: Bosnia-Herzegovina, vivía allí en el 2000 hasta el 2001, después del genocidio y la guerra. Soy judía, nacida en la ex-URSS, donde había mucha discriminación contra los judíos por el gobierno, aunque ya la religión estaba prohibida por el comunismo. Mis ríos culturales, lingüísticos y religiosos se juntaron en la valle de Sarajevo, antigua ciudad del imperio otomano y austro-húngaro.

Conoce diez idiomas y domina siete de ellos ¿Cuál sería el próximo idioma que  quiere dominar?

 Me gustaría poder hablar chino y árabe, pero no me voy a  dedicar a ellos ahora, por una simple razón: el tiempo que gasto en aprenderlos, puedo dedicarlos a ayudar a los demás para que  aprendan más idiomas. Si logro a hablar árabe seria fenomenal, pero si doy los instrumentos a miles y miles de personas para aprender otros idiomas, creo que mis esfuerzos de líder de enseñanza de idiomas extranjeras serían mejores e importantes que el poder comprender Al Jazeera en árabe.

¿Cómo se describe?

Apasionada por el mundo y admiradora de lo bello de la vida, sobre todo cuando se trata de la música, paisajes y culturas nuevas. Me describo como alguien que inspira a otros a descubrir el mundo a través de los viajes, conversaciones, lectura, y entre todas las cosas que hago.

Recuadro

Habla Español, Francés, Ruso, Italiano, Inglés, Serbo-croata y portugués.

No con mucha fluidez: Hebreo, húngaro y un poco de árabe.

Es licenciada en Artes con honores en Economía Política en la Universidad de Berkley California.

Especialista en Comercio Internacional, Departamento de Comercio de los Estados Unidos, Santa Clara.

Embajada de los Estados Unidos, Sección Comercial, Buenos Aires, Argentina.

Observadora electoral, Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y Departamento de los Estados Unidos.

Realizó trabajos como Observadora Electoral en Macedonia e Yugoslavia  en el 2008.