Suspenden dos procuradores, oficiales y rasos de la Policía

http://hoy.com.do/image/article/329/460x390/0/89615145-BBBC-4735-9441-2A584B596710.jpeg

POR DIEGO PESQUEIRA
SOSÚA, Puerto Plata.-
El jefe de la Policía Nacional, mayor general Bernardo Santana Páez, dispuso ayer la suspensión en funciones de los agentes policiales, incluyendo oficiales superiores y subalternos, que participaron en el operativo en que resultó muerto el fiscal Teódulo Ceballos Peñaló.

Además, ordenó a todos los suspendidos ponerse a disposición de la comisión especial designada por el procurador general de la República, Radhamés Jiménez Peña, para investigar el incidente y establecer responsabilidades.

El jefe de la Policía dijo que el personal que actuó en el operativo realizado el pasado jueves aquí, trabaja bajo la coordinación de la Procuraduría General de la República.

“Esos policías serán investigados por la comisión designada por el procurador Jiménez Peña y en consecuencia procedimos a suspenderlos y ponerlos a disposición de los magistrados investigadores”, dijo.

El procurador general designó el sábado una comisión investigadora integrada por la procuradora adjunta Gisela Cueto, y por los procuradores generales de los departamentos judiciales de Santiago, Vielka Calderón, y de San Francisco de Macorís, José Amado Rosa.

Estos funcionarios del Ministerio Público tienen la responsabilidad de rendir un informe con sus conclusiones.

El procurador Jiménez Peña y el jefe de la Policía visitaron ayer esta comunidad para dar garantías de que el incidente en que fue muerto a tiros el fiscal Ceballos Peñaló será investigado y que se establecerán responsabilidades sin importar las consecuencias.

Si hubo una mala actuación, la sociedad y la comunidad de Sosúa pueden tener la seguridad de que no habrá impunidad, precisaron.

Jiménez Peña y Santana Páez conversaron con familiares del malogrado fiscal, los que reclamaron justicia y sanciones drásticas contra los agentes antinarcóticos y policiales actuantes, así como la suspensión de los procuradores adjuntos Frank Soto y Bolívar Sánchez quienes dirigieron el operativo. “Damos garantías de que se establecerán responsabilidades en este caso, puesto que la comisión designada para investigar el incidente está integrada por magistrados honestos”, preciso Jiménez Peña.

Los jefes del Ministerio Público y de la Policía Nacional fueron recibidos por el gobernador, César José de los Santos, y el síndico, Vladimir Céspedes, y de inmediato fueron entrevistados por reporteros de distintos medios interesados en conocer las medidas que adoptarían las autoridades.

Jiménez Peña pidió confianza a la comunidad y a los familiares, en el sentido de que se hará una investigación sería del incidente y que los resultados se darán a conocer sin importar las consecuencias.

Jiménez Peña y Santana Páez escucharon a los señores Lilian y Alberto Ceballos Peñaló, hermanos del fiscal muerto, en una reunión celebrada en la Gobernación, donde dijeron estar consternados y dolidos por entender que su pariente fue muerto física y moralmente por las autoridades. Lilian es vicesíndica de Sosúa.

Alegaron que de manera irresponsable desde la Procuraduría se implicó a su hermano con el narcotráfico, cuando toda la comunidad sabe que es todo lo contrario. Sostienen que las autoridades visitaron esta comunidad con el objetivo de ejecutar a su hermano.

“Es mentira que haya disparado, como afirmaron los agentes de la DNCD actuantes y los procuradores Frank Soto y Bolívar Sánchez. Querían asesinarlo y no investigarlo”, precisaron.

En tanto que la periodista Teresa Acosta negó que el fiscal Ceballos Peñaló haya disparado su arma y precisó que las autoridades interceptaron el vehículo en que ella viajaba junto al representante del Ministerio Público próximo a su residencia.

“Al magistrado no le dio tiempo a nada, puesto que aparecieron hombres armados por todos lados”, afirmó.