TC celebrará III Congreso sobre derecho y justicia

20_09_2016 HOY_MARTES_200916_ El País10 A

El Carácter Vinculante del Precedente Constitucional es el tema que debatirán en el país 26 expertos de España, Costa Rica, Perú, México, Guatemala, Panamá, Polonia y República Dominicana, organizado por el Tribunal Constitucional (TC), cumpliendo con la labor de ser ente educador.

Es la tercera versión del Congreso Internacional sobre Derecho y Justicia Constitucional, que abrirá el próximo 12 de octubre y hasta el 14 del mismo mes, en un evento que reunirá a toda la comunidad jurídica en el hotel Sheraton de la ciudad de Santo Domingo.

El coordinador de la Comisión Organizadora, relator del Congreso y juez del TC, Hermógenes Acosta, y el juez del TC, Rafael Díaz Filpo, explicaron el alcance y motivación del encuentro académico, que iniciará con el doctor en derecho, el peruano Domingo García Belaunde, conocido a nivel internacional, abogado desde 1968 y fundador de muchas de las instituciones de derecho de su país, quien tiene la conferencia sobre “Los precedentes constitucionales y creación judicial”.

El presidente del TC, magistrado Milton Ray Guevara, escribió sobre el III Congreso, que procura revalorizar la jurisprudencia como fuerza del derecho constitucional, ante el mandato del artículo 184 de la Constitución dominicana.

El magistrado Acosta indicó, en entrevista con HOY, el valor de las conferencias y la participación de los panelistas, y describió el precedente como parte de la sentencia, la cual contiene la motivación, “las razones que da el tribunal para justificar su decisión, fundamentado en la Constitución”.

Analizó que esto es lo que constituye el “precedente vinculante”, horizontal, lo que significa que el propio tribunal, cuando vaya a decidir un caso esencialmente igual, debe resolverlo en las mismas decisiones que el anterior, para respetar la coherencia del propio tribunal y los principios de igualdad y de seguridad jurídica.

En tanto, Díaz Filpo destacó que el precedente vertical es vinculante para todos los poderes del Estado y para los particulares.

Acosta agregó que el precedente vertical (todos los tribunales del Poder Judicial y la propia Suprema Corte de Justicia) deben decidir los casos también revisando los precedentes del TC, y si si determina que un caso se resolvió parecido al que tiene pendiente, debe resolverlo en la misma circunstancia.

Anteriores congreso. El I Congreso fue en enero del 2013, denominado “Tribunal Constitucional en la Democracia Contemporánea”. En el 2014, fue el segundo, especificando el título “Los Derechos Económicos y Sociales y su Exigibilidad en el Estado Social y Democrático de Derecho”.

Acosta recordó que en el II Congreso analizó los derechos de la segunda generación: educación, salud. Todas las conferencias y paneles versan sobre el tema central del Congreso.

Relación en derecho comparado. En cuanto al vínculo entre el derecho constitucional dominicano y el español, Acosta afirmó “que hay gran afinidad, pero no solamente con el derecho constitucional o con el sistema de justicia constitucional de España, sino con la mayoría de los sistemas de justicia constitucional del mundo”.

Argumentó que el derecho constitucional y el derecho procesal constitucional tienen la característica de que son parecidos en todos los países, ya que la misión de la justicia constitucional es garantizar la supremacía de la Constitución, los derechos fundamentales y el orden constitucional, lo que debe darse en un país democrático.

Díaz Filpo motivó los temas a tratar, uno de los cuales tiene que ver con la seguridad de las sentencias que emite el TC, que deben ser respetadas y que no pueden ser violentadas por un secretario de Estado, un juez de otra jurisdicción o por un director de un departamento.

En el caso de las sentencias del TC, Acosta aclara que no contempla una sanción específica para quien no la cumpla, pero advierte que violar una sentencia de esta alta corte equivale a violar la propia Constitución.

Agregó que los órganos del Poder Judicial tienen la obligación de respetar los precedentes del TC, y a la pregunta de ¿cómo se garantiza eso?, Acosta deja claro que si una sentencia no respeta un precedente del TC, “eventualmente puede ser anulada, en caso de que contra esa sentencia se interpone algún recurso”.

En lo que se refiere al carácter vinculante en el ámbito horizontal, que es el respeto que los mismos magistrados del TC deben tener en la sentencia, Acosta la define como una labor complicada, de mucho cuidado, debido a que cada vez que van a decidir un caso, tienen que tomar en cuenta lo que ya han establecido, en un trabajo constante, para que el precedente de una sentencia tenga más fuerza y más vigencia en la realidad jurídica.