Teatro Negro de Praga, calidad en escena

http://hoy.com.do/image/article/146/460x390/0/56B6318D-2909-456E-BFDE-CDA1FA7F85D7.jpeg

POR YAMIRA TAVERAS
yamira_taveras@hotmail.com
Nueve de las más exitosas piezas del Teatro Negro de Praga  fueron aplaudidas en su totalidad por un  público compuesto por adultos y niños, que asimilaron el ingenio y la magia,  por espacio de dos horas de función, en  la sala Restauración  del Gran Teatro del Cibao, de Santiago.

Ese reino de ensueño se inicia con  “La Lavandera”, en cuya imaginación podemos visualizar que en  un día de verano una joven   lava la ropa en  un lugar  muy antiguo y cuando las tiende, la ropa cobra vida y ahí se envuelve una historia muy conmovedora. Al cerrarse las cortinas, ahora es el tiempo de “El Fotógrafo”, una de las experiencias más fascinantes para el director Srnec, quien  explicó que “El público internacional me demostró que todo tiene un lado divertido. Las cosas cotidianas  de la vida  podemos  hacerlas divertidas”.

Y es que esta escena encierra a un soldado que entra con  una joven a un estudio fotográfico para tomarse una foto juntos. Aquí lo más impactante es que el fotógrafo no es más que el criado del joven que solo busca conquistar a la chica. Lo que le sigue “Las maletas” y “El violinista”,  son  historias muy cómicas que se enmarcan dentro de la felicidad  y la imaginación. Mientras que un hombre es feliz por poseer solo una maleta, el violinista sufre porque su violín se transforma ante sus ojos en objetos como gallina, un perro y un ganso.

La primera parte de este encuentro se termina con  “El Prisionero”, dejándonos claros que en cualquier lugar,  podemos encontrar el amor. Es la historia de un preso que conoce a una joven  y en la cárcel se casan  y tienen  un  hijo.

 “EL mago”, “Los faroles”, “El pescado” y “El Caballo” son  momentos de la segunda parte, en donde los actores logran  utilizar mucho la pantomima y la improvisación, en  la llamada “semana de los sueños”, que se ha convertido en  lo mejor del Teatro Negro de Praga..

Aquí en el mago, el público se conecta con  una escena perfecta cargada de magia,  ilusiones y fantasías de un  mago que quiere jugar a la vida misma, tal como lo hacen en  el pescado y en el caballo una de las obras que ha aportado a este grupo grandes elogios, en los más grandes escenarios del mundo..

La antigua técnica china, de utilizar luces negras para envolver una idea y darle vida,  sirve junto a la imaginación del fundador y director de esta compañía, “Teatro Negro de Praga”, Jirí Srnec, para dar forma a los cientos de espectáculos que a lo largo de 45 años ha puesto en escena este grupo.

El montaje  ubica a unos actores en primer plano a interactuar con todo el resto del equipo con música perfectamente armónica, que es el escenario   manipulan o más bien juegan con objetos de la cotidianidad de los personajes, para crear una historia de fantasía y claridad, tan sencilla que puede ser comprendida por cualquier niño o adulto que lo presencie, donde la creatividad brilla  a lo largo de la producción. 

Zoom

Teatro Negro

Expresión corporal

 “Una de las características más importantes del Teatro Negro es la utilización de la expresión corporal para transmitir a los objetos inanimados  para comunicar, sin barreras de lenguaje, toda una historia perfectamente encadenada y comprensible para todos los públicos, sin tener que hablar, utilizando luces negras”. Fueron los comentarios del   cubano Andrés Caldas, experto en teatro,  al finalizar la obra presentada en la sala Julio Alberto Hernández del Gran Teatro Cibao, de Santiago.