Tecnología y capacitación reducirán la pobreza rural

Como una forma de contribuir a mejorar los ingresos de los productores agropecuarios y reducir la pobreza rural, el Gobierno ejecuta dos proyectos tecnológicos y de capacitación con una inversión de US$64.1 millones, financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA).  

Ambos programas, que beneficiarán a más de 32 mil pequeños y medianos productores, están a cargo de la Oficina Ejecutora de Proyectos (OEP) del Ministerio de Agricultura, contribuirán a mejorar los ingresos de los productores agropecuarios con el aumento de la productividad, mejoría de  la calidad y competitividad, a través de la innovación de nuevas tecnologías.

El Programa de Apoyo a la Innovación Tecnológica Agropecuaria (PATCA II), con un préstamo del BID de US$30 millones y  una contrapartida del Gobierno de US$4.3 millones con cobertura nacional, beneficiará a más de 10 mil productores.

El Proyecto Prorural Oeste, que se ejecutará en las 11 provincias fronterizas del país, tiene un monto global de US$29.8 millones, que incluye US$13.8 millones del FIDA, US$10 millones de préstamo de la EOP, US$5 millones de contrapartida del Estado y US$1.0 de aporte de los beneficiarios, que son 19 mil pequeños productores organizados y 3 mil jóvenes y mujeres cabezas de familias.   

Tecnologías.  El PATCA II oferta a los agricultores las siguientes tecnologías: nivelación de suelos, riego por aspersión, por goteo y micro aspersión, rehabilitación y conservación de pastizales, tecnologías de cultivos protegidos bajo estructura rústica (invernadero) y manejo post-cosecha de vegetales y frutas.

Esas ocho tecnologías fueron seleccionadas en base a estos criterios económicos y técnico-ambientales: impacto positivo en el ingreso neto de los beneficiarios, aplicabilidad a un amplio rango de rubros, aplicabilidad a las condiciones agroecológicas donde se promueve su uso, impactos ambientales positivos o neutros y factibilidad de verificación en términos objetivos de adopción por los productores beneficiarios. Entre septiembre y octubre habrá un proceso de pre-inscripción de los productores interesados en la adopción de estas tecnologías en las 8 regionales de Agricultura, según Argentina Betances, coordinadora de Proyectos Especiales de Agricultura,  quien ejecutó la primera parte del PATCA.

La segunda etapa de ese proyecto va a ser apoyada por  Agricultura con un componente de capacitación no sólo para los  técnicos, sino también para  los productores que tengan la tecnología de los invernaderos y otros.

Registro.    El   PATCA II  tiene un registro de más de  20 mil productores de la primera etapa como demandantes de tecnologías, informó Betances. Si a esa cantidad se le suman 10 mil más tendríamos una gran demanda. El proyecto tiene  una vigencia de 5 años para su ejecución. Cada proyecto es independiente por estar financiados por dos organismos  diferentes, pero el Ministerio de Agricultura, a través de la ejecución de ambos programas, está tratando de no duplicar esfuerzos, para lo cual en algún momento  donde termina el PATCA II comience FIDA o viceversa, para que haya una retroalimentación. Precisó que  los productores que sean beneficiados por el PATCA II podrían ingresar también al FIDA, pero trabajar la parte que tanto quiere el productor, que es el acceso al mercado.

¿Cómo vamos a llegar a los productores con ese acceso al mercado? Apoyándolos a que ejecuten planes de negocios.

Prorural Oeste. Este proyecto  va a tener acceso inicialmente en 11 provincias de la zona fronteriza. “Un segundo proyecto Prorural que se llama Centro Este, el cual está depositado en el Congreso Nacional y esperamos que en los próximos días sea aprobado para que pueda complementar el resto de las provincias del país que no son frontera”, dijo la funcionaria. Con  Prorural tenemos la meta de apoyar a 19 mil productores, más 3 mil jóvenes y mujeres rurales con un fondo un poco separado de los recursos de apoyo para los 19 mil, serían 22 mil productores. El proyecto Centro Este tiene un monto de US$30 millones, que incluye el préstamo y el aporte de contrapartida del Estado dominicano de US$5 millones  y un aporte de los beneficiarios que también se cuantifica. Betances hizo una presentación  de los dos proyectos a miembros del Cluster de Invernaderos de la República Dominicana, en la sede del Centro de Desarrollo Agropecuario y Forestal (CEDAF). Allí ofreció todos los detalles de los proyectos y respondió preguntas a los integrantes del cluster, que preside José Miguel de Peña.

Zoom

Antecedentes del Patca

En 2002 el Gobierno recibió el apoyo del BID, a través del Ministerio de Agricultura, para la ejecución del Proyecto de Apoyo a la Transición Competitiva Agroalimentaria (PATCA). Terminó en febrero de 2010 con un monto desembolsado de US$61 millones, con los que se tecnificó un millón 330, 059 tareas. Se lograron las principales metas del proyecto, como son más de 13,700 productores beneficiados con las tecnologías implementadas. Se creó un efecto demostrativo en la aplicación de nuevas tecnologías incentivando una mayor inversión entre beneficiarios. El registro de más de 20 mil productores que no pudieron acceder a las tecnologías, motivó la formulación y diseño de una nueva operación, que lleva el nombre de Programa de Apoyo a la Innovación Tecnológica Agropecuaria (PATCA II), con un préstamo de US$30 MM y  contrapartida de US$4.3 MM.

La cifra

64.1 millones de dólares.  Es la    inversión total de los dos proyectos  financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) que beneficiarán a más de 32 mil productores.