Telescopio. Presionan caída Rosselló

jose nuñez

Puerto Rico, la llamada Isla del Encanto, y la patria del ilustre Eugenio María de Hostos y Luis Muñoz Marín, ha roto esa calma que le caracteriza y ha tomado las calles pidiendo la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló. Políticos, intelectuales y artistas como Ricky Martín, Daddy Yankee, Bad Bunny, Residente, Tammy Torres y Benicio del Toro, se han unido al pedido del pueblo boricua. Las movilizaciones, que han sacudido al Viejo San Juan, tienen varios días y hay heridos y arrestados. En una de las últimas marchas, y según imágenes de las agencias, se mostraron banderas boricuas pintadas de negro. ¿Qué ha desatado tanta ira en Puerto Rico?
La crisis.- La otrora “Borinquén”, como la llamaban los taínos o “San Juan Bautista”, para el Almirante, atraviesa una terrible crisis. Padece una quiebra económica, enfrenta una enorme deuda y una recesión de más de diez años. Ha suplicado a Washington los fondos federales que necesita para paliar los daños que la tormenta María causó en septiembre de 2017. Este fenómeno desnudó la Isla: la dejó en ruinas, sin electricidad, con cientos de muertos, barrios de damnificados y miles de personas huyendo hacia Estados Unidos. Obligó cerrar escuelas y complicó los fondos de los ancianos y pensionados.
La corrupción y el chat.- A todo lo anterior se suma el desvío de fondos federales a contratistas poco calificados, pero con nexos políticos. El caso involucra a la exsecretaria de Educación, Julia Keleher, la exdirectora de Seguros de Salud, Ángela Ávila; a Fernando Scherrer, presidente de una empresa de contabilidad, al subcontratista Alberto Velázquez, y otros dos contratistas de Educación. Son acusados de robo, fraude y lavado. Y la ira no pudo más tras conocerse los comentarios racistas y de burlas que hizo Rosselló contra varias personas en un chat privado. Al parecer, las marchas seguirán, mientras Rosselló toma medidas y pide perdón.