Telescopio. José Núñez

Hillary sacó más votos.- Mientras el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, forma su futuro gabinete, y el mundo de las opiniones teje sus versiones sobre el triunfo del empresario, sectores de la candidata demócrata, Hillary Clinton, piden un recuento de votos en Michigan, Pensilvania y Wisconsin, ya que un grupo de abogados electorales y expertos en datos temen que se haya cometido un ciberataque. Y aunque muchos saben que se lograrará poco con este pedido, lo cierto es, que según el conteo nacional, Hillary obtuvo dos millones de votos por encima de Trump. Algo un poco paradójico en el sistema democrático y que ha dado fuerzas a sectores y personalidades que cuestionan el famoso “Colegio Electoral” y sus 536 electores.
Ganan con menos votos.- Antes de Hillary, en EEUU la historia registra cuatro casos de presidentes que han ganado sacando menos “votos populares” que sus contrincantes. En 1824, John Quincy Adams se convirtió en el sexto presidente de EEUU, pese a obtener 38,000 votos menos que su rival Andrew Jackson. En 1876, Samuel Tilden superó a Rutherford Birchard Hayes con 260,000 votos populares, pero este último ganó el Colegio por un voto y se convirtió en presidente. Por su lado, Benjamin Harrison, fue derrotado en 1888 por Grover Cleveland en el voto popular, pero el primero se impuso en el “Colegio” por 65 votos. Y un caso triste y reciente fue el de Al Gore, quien en el año 2000 se impuso sobre George W. Bush por un 0.51% de los votos populares, pero Bush logró 271 votos electorales y se alzó con la Casa Blanca.
Bajo la lupa.- El llamado “Colegio Electoral” ha sido muy criticado. Tiene 229 años, y data de cuando las urnas estaban cerradas para los negros y las mujeres. Solo los amos tenían derecho al voto. Esta semana la senadora demócrata por California, Barbara Boxer, presentó un proyecto de ley para reformar el sistema electoral. Boxer señala que “EEUU es el único país en el que se puede obtener más votos y perder la presidencia, algo antidemocrático, y que no toma el cuenta el voto de todos los ciudadanos”. Boxer ha tirado la piedra. Esperemos más quejas de este sistema que ha facilitado el triunfo de una figura como Trump.