Tema eléctrico: una historia de nunca acabar

http://hoy.com.do/image/article/328/460x390/0/6F825051-787C-4A41-AABA-AD35335EC1B1.jpeg

POR LEONORA RAMÍREZ S.
A los chicos ácidos sólo les faltó ayer tumbar un gobierno, porque mientras esperaban a dos de los ejecutivos de sendas empresas generadoras de electricidad, que comparecerían en el almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio, preconizaron el fin de los  incipientes gobiernos de izquierda de la región, la suerte de los precandidatos presidenciales del país, y los más fascistas encontraron un paralelismo entre Hitler y Stalin.

Puntualísimos llegaron Mark Hanson, gerente de Palamara-La Vega, y Marta       Fernández de Marzal, gerente de comunicaciones corporativas de Ege-Haina. Los demás, Tito Sanjurjo y Marcos Cochón, gerentes generales, respectivamente de Ege-Haina y de la Compañía de Electricidad de Puerto Plata, estaban con los senadores debatiendo las complejidades de la crisis eléctrica.

Al promediar la 1:00 de la tarde se unieron al grupo, perdiéndose de las recomendaciones fascistas de José P. Monegro, subdirector de El Día, quien justificó algunos exterminios en nombre del control demográfico, aunque destacó que la guerra en Irak, donde no cesa la masacre de civiles y de militares norteamericanos, es un  problema de geopolítica.

Para bajar los ánimos, sobre todo después que un chico ácido dijo que Stalin asesinó más personas que Hitler en los campos de concentración, otro colega ponderó las curvas de la cantante Britney Spears, de quien publicaron una foto semidesnuda en “Remolacha.net”, un sitio electrónico especializado en farándula de la dura.

Pero la parte amarga del encuentro fue constatar que, el tema eléctrico es una historia de nunca acabar, un demonio de siete cabezas que nadie parece domar y, mientras tanto, los dominicanos reciben más de dos mil horas de apagones al año, superando todos los promedios del mundo.

En un país de verdad se promedian cuatro horas de apagones al año. Un chico ácido que escuchó tan terrible comparación dijo que prepararía sus maletas para irse a uno de esos países, aunque quede en la Conchinchina.

LA SEGURIDAD JURIDICA

Los representantes de las empresas generadoras que asistieron al encuentro coincidieron en que están dispuestos a renegociar los contratos del Acuerdo de Madrid, la camisa de fuerza que les quiere poner el gobierno para lograr una reducción de la tarifa eléctrica, pero todo dependerá de que se les respeten sus derechos adquiridos.

En ese sentido, Sanjurjo dijo que en la propuesta gubernamental no aparece la compensación por los derechos adquiridos, pero sí la cancelación de los contratos a partir del 2010.

Aunque resaltó que sería una medida extrema, dijo que Ege-Haina podría recurrir a  un arbitraje internacional si no llega a un acuerdo con el gobierno.

Pero mientras las autoridades quieren conseguir la reducción de la tarifa, obligando a los generadores a que bajen el precio del kilovatio hora, Ege-Haina no puede bajar ni un centavo y mucho menos los cuatro centavos que propone el gobierno, porque entonces se iría del país, según Sanjurjo.

No se puede decir lo que susurró una chica ácida ante esa advertencia…

CHAVEZ, UN PRESIDENTE RETRO

A Juan Bolívar Díaz, coordinador del encuentro, le sorprendió el discurso antiimperialista del Presidente venezolano Hugo, pronunciado el pasado domingo, pero que en esa ocasión superó los anteriores…”me pareció que estaba en los 60″.

Claudio Acosta, el jefe de información de Hoy, encontró la explicación: Chávez es un presidente retro.

Volviendo al presente, los ejecutivos de las empresas generadoras destacaron que el fraude eléctrico y la politización de las decisiones, son los principales problemas del sector.

En cuanto al fraude, Sanjurjo expresó lo que todo el mundo sabe, que en este país hay una industria del robo eléctrico y que los principales impetrantes no son los pobres, sino los grandes comerciantes, industriales y otros ricos que pueden pagar la tarifa.

LA SOLUCION DEL PROBLEMA

No está tan lejos la solución del problema eléctrico, tampoco muy cerca.

¿Y entonces?

Mientras tanto Cochón planteó que lo primero es garantizar  que las distribuidoras de electricidad cobren flujos mínimos, para que se inviertan en los programas de recuperación de pérdidas.

“Pero lo más importante es despolitizar el sector, si se quieren buscar soluciones”.

Ahí es que la pintura es dura, reflexionó un chico ácido que tiró la toalla y que seguirá conectado a su inversor, una solución individual que le permite ver los juegos de béisbol, encender  un abanico o escuchar música, no importa que la mayoría de los dominicanos vivan en el reino de los apagones…por algo es un chico postmoderno que reniega de lo colectivo.

¿ADIOS AL CARBON?

El gobierno está empeñado en aumentar los parques de generación al carbón, pero según Cochón, este tipo de plantas no son financiables, a menos que el gobierno otorgue garantías superiores  a las otorgadas a Goegentrix y Smith and Enron.

Sanjurjo lo secundó y dijo que es arriesgado invertir tantos recursos, alrededor de US$2,000 millones, en plantas de una sola tecnología porque si cambian los escenarios se pueden  tornar poco rentables.

En vista de tanto aplauso, que venga el Chapulín colorado…