Temas Colombia y Venezuela serían telón de fondo Cumbre

D4

CARTAGENA, Colombia
AFP
Los esfuerzos por sellar la paz en Colombia y la creciente crisis política en Venezuela serán el telón de fondo de la XXV Cumbre Iberoamericana, que se realizará este viernes y sábado en la caribeña ciudad de Cartagena para debatir sobre juventud y emprendimiento.
El presidente colombiano Juan Manuel Santos, anfitrión de la cita a la que acudirán el rey Felipe VI de España y otros 10 altos dignatarios, recibirá una vez más el apoyo de la comunidad internacional en su persistente empeño en acabar con más de medio siglo de conflicto armado en su país. La esperada instalación este jueves en Quito de la mesa de negociaciones con el Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista), le permitirá a Santos, reciente ganador del Nobel de la Paz, exponer la posibilidad de una “paz completa”, aunque el acuerdo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas) fue rechazado en un plebiscito a comienzos de mes y está siendo renegociado. “Esta iba a ser la cumbre de la paz, ahora va a ser la cumbre por la paz”, dijo hace unos días la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, al asegurar que la reunión en Cartagena “será una oportunidad extraordinaria para que los gobiernos de la región reiteren su apoyo al pueblo colombiano y a la paz”. Pero la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno no sólo estará marcada por el trasfondo del conflicto colombiano, que deja ya más de 260,000 muertos y 6.9 millones de desplazados. La crisis política en Venezuela también estará presente, aunque los organizadores no estiman que se emita ningún pronunciamiento oficial.