Teme desaparezca industria del café en Puerto Rico

24_07_2015 HOY_VIERNES_240715_ Economía4 E

San Juan. Puerto Rico. El productor José Torres Olivencia consideró que la industria del café del país recibirá su estocada mortal con las medidas que ha puesto en marcha el Departamento de Asuntos al Consumidor (DACO) que, para evitar un alza del producto, proporcionará incentivos a industrias del exterior, particularmente de México.

Torres Olivencia, productor local de Café Oro y Café Boricua, expresó al diario El Vocero su descontento tras la espera de los caficultores por más de diez años para recibir solo un diez por ciento en el incremento del precio interno, lo que alegó no alcanza para cubrir los costos por lo que seguirán con trabajo con pérdidas.

Explicó que esto ocurre mientras se incentiva a comprar el grano importado, lo que marcará el “fin de la industria”.

Según el secretario del DACO, Nery Adames Soto, el país solo produce el 20% de lo que se consume, por lo que el 80% del café es importado. Torres Olivencia reveló que la compañía Puerto Rico Coffee Roaster controla ese 80% al ser responsable de diez marcas que se distribuyen en el país, que aseguró que no tendrán la obligación de aumentar el precio por ser en su totalidad importado.

La orden emitida por DACO sobre el precio del producto crea una diferencia de 15% de entre el producto local y el importado, lo que sería más atractivo elegir el foráneo, explicó.

Coincidió con la Asociación de Caficultores en el sentido de que si el DACO impone un precio de 379.98 dólares para el café de primera, pero obliga a la Administración para el Desarrollo de Empresas Agropecuarias (ADEA) a vender el importado de México en estos momentos por 322.76 dólares, es obvio hacia dónde se inclinará la balanza.