Temen sea arrabalizada parada de segunda línea del metro

Al aproximarse la inauguración de la segunda línea del Metro, residentes en cuatro barrios aledaños a la cabecera del puente Francisco del Rosario Sánchez, mejor conocido como el puente de la 17, alertaron a las autoridades para que eviten que personas desaprensivas ocupen y arrabalicen terrenos adyacentes a la parada construida en el área.

Moradores de los sectores Domingo Sabio, conocido como Los Guandules, Gualey, 27 de Febrero y Ensanche Espaillat temen que en la cabecera occidental del puente de la calle Padre Castellanos, antigua 17, se repita lo que ocurrió en la parada Mamá Tingó, de la primera línea del Metro, en Villa Mella.

Indicaron que en ese lugar las autoridades no han podido detener el proceso de arrabalización por parte de vendedores, comerciantes y conductores de carros, camionetas, minibuses y motocicletas.

Su temor principal es que vendedores ambulantes imiten a los comerciantes que poco a poco han arrabalizado el bulevar de la avenida Francisco del Rosario Sánchez, ubicado próximo a la cabeza del puente de la 17.

Señalaron que en ese mercado los vendedores ambulantes, en abierto desafío a disposiciones del Ayuntamiento del Distrito Nacional, han ocupado las aceras, la parte frontal de los edificios multifamiliares, así como áreas de la avenida de circunvalación, afectando el tránsito vehicular y el paso de los peatones.

Observaron que las autoridades municipales prácticamente son impotentes para frenar la arrabalizacion en el Bulevar de la Francisco del Rosario Sánchez, lo que desespera a las familiares residentes en alrededores y que acuden a comprar al mercadito.