Temple de hierro, nada desconcentra a Erick Aybar

Erick Aybar

MIAMI. FLORIDA. El jueves en conteo de 1-1 y Erick Aybar bateando como emergente, el “menor” dejó pasar un lanzamiento totalmente afuera.

Sorpresivamente, el umpire del plato Angel Hernández cantó un strike que sorprendió a medio mundo y a la otra mitad también.

Sin embargo, Aybar ni se inmutó y con el temple de hierro que siempre le ha caracterizado, conectó una línea de hit que puso a la República Dominicana arriba en el partido que posteriormente fue ganado por los dominicanos.

“Imagínate, un umpire se equivoca y uno lo que tiene que hacer es olvidarse de eso y seguir con lo suyo, tranquilo y concentrado para buscar el lanzamiento que uno pueda batear”, dijo Aybar a redactores de Hoy en el Marlins Park.

Aybar se ha adaptado bien al juego que le ha trazado el dirigente Tony Peña, jugando como bateador designado para los partidos en los que Miguel Tejada es dejado en la banca y Hanley Ramírez es colocado como antesalista.

Al igual que todos y cada uno de los jugadores dominicanos, Aybar está totalmente entregado a la causa en el Clásico Mundial de Béisbol.

“Yo hago lo que el dirigente me diga, solo quiero trabajar y ayudar a la República Dominicana a ganarlo todo aquí”, dijo.

La selección de  República Dominicana con ese triunfo ante los Estados Unidos aseguró un espacio en las semifinales del Clásico Mundial de Béisbol. Los jugadores dominicanos se han planteado como misión conquistar el título de campeón y borrar la actuación del clásico anterior.