Tensión Londres y Moscú por barco británico en Crimea

Tensión Londres y Moscú por barco británico en Crimea

Nave rusa tiró disparos y avión bombas para que abandonara zona

Una nave de guerra rusa efectuó disparos de advertencia y un avión lanzó bombas ayer para obligar a un destructor británico a abandonar aguas en el Mar Negro cerca de Crimea, informó Rusia, al sostener que el barco navegaba por sus aguas territoriales. Sin embargo, Gran Bretaña negó esa versión e insistió en que su barco no fue el blanco.

Fue el primer incidente desde la Guerra Fría en el que Moscú utiliza munición de guerra para disuadir a una nave de guerra de la OTAN, reflejo del aumento de las tensiones entre Rusia y Occidente.

El Ministerio de Defensa ruso dijo que su nave de guerra efectuó los disparos después de que el británico HMS Defender desoyó una advertencia luego de penetrar en aguas territoriales y navegar 3 kilómetros (1.6 millas náuticas) cerca de Sevastopol, donde se encuentra la principal base naval rusa en Crimea.

El ministerio agregó que un bombardero ruso Su-24 dejó caer cuatro bombas delante de la nave británica para persuadirla a cambiar de rumbo. Minutos después, el buque británico dejó las aguas rusas.

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, denunció la “grosera provocación británica que desafía el derecho internacional” y dijo que el embajador británico ya fue convocado.