Tensión social Ciudad Mexico

http://hoy.com.do/image/article/8/460x390/0/40ED9F6A-FCFF-4B66-B8C7-6E11C5848636.jpeg

CIUDAD DE MEXICO .- La tensión social se apoderó de la Ciudad de México, donde policías tomaron posiciones ante la “mega-protesta” que se realizó ayer en rechazo de la reforma fiscal y energética que impulsa el presidente Vicente Fox.

Cientos de policías a pie y a caballo resguardan rigurosamente la Cámara de Diputados, el Senado de la República y el Ministerio del Interior, mientras la comandancia de la primera zona militar -acuartelada dentro de Palacio Nacional- se declaró en “alerta” ante la manifestación que pretende movilizar a cientos de miles de personas en todo el país, en especial en Ciudad de México donde marcharán unos 150.000 activistas.

“A Fox le quedó grande la presidencia”, concluyeron dirigentes sindicales, campesinos y sociales que decidieron crear el “Consejo Económico y Social”, que realizará durante todo el año entrante foros, asambleas y acciones políticas (una huelga nacional entre ellas) para “tomar el liderazgo que a la administración federal le falta”.

La decisión de los dirigentes sindicales, campesinos y sociales pareció responder a la apreciación de Fox quien, el miércoles, sostuvo que México “va de maravilla” cuando faltan tres años de su administración.

Intelectuales, académicos y defensores de los derechos humanos hicieron un llamado de último momento a los convocantes de la megaprotesta para “no caer en el engaño” de los afanes privatizadores del gobierno.

En una carta firmada por Pablo González Casanova, ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México UNAM, entre otros, pidieron a los marchistas “decir No” a la reforma fiscal propuesta por el gobierno y que en su opinión “va en claro perjuicio de la mayoría de los mexicanos”.

El pleno del Diputados discutía a partir de esta tarde la propuesta gubernamental que tiende a gravar con el 10 por ciento medicinas y alimentos no procesados, proyecto que está respaldado por el partido derechista Acción Nacional (PAN), en el gobierno.

Pero la iniciativa, que rechazó contundentemente el opositor Partido de la Revolución Democrática (PRD), de izquierda, dividió al opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI), de centro, cuyo dirigente nacional, Roberto Madrazo, encabeza el rechazo a la reforma mientras que la secretaria general de la formación, Elba Esther Gordillo apoya el intento gubernamental.

Alejando Encinas, secretario general del Gobierno de la Ciudad de México, en manos del PRD, hizo un llamado a los marchistas para evitar actos de violencia y desórdenes callejeros.

“Existe un compromiso por parte de las organizaciones que participan en la marcha para no permitir que ingresen al contingente grupos que provoquen conflictos”, dijo el funcionario.

Detalló que en el operativo de seguridad participan 10.000 policías preventivo, un número indeterminado de policías federales y agentes de civil.

La “megamarcha” se inicia esta tarde desde cuatro puntos en forma simultánea, con concentraciones previas en El Angel de la Independencia, el Monumento a la Revolución, la Cámara de Diputados y el Monumento de Lázaro Cárdenas, para confluir en la plaza del Zócalo.