Teo/rema, Theos Rhema, palabra de Dios

Un teorema es un enunciado, frase o proposición que se demuestra por razonamiento, a partir de datos, hechos o razonamientos lógicos.

Theos, en griego, significa dios, y rhema, significa palabra; o sea, teorema vendría  a significar: “Palabra de Dios”, que sería lo que Platón y otros geómetras querían decir con la sentencia: “Lo cual queríamos demostrar”,  al final del teorema, indicando que el asunto estaba lógicamente demostrado.

Veamos las siguientes proposiciones:

1- Del Señor es la tierra y su plenitud (Salmo 24).

2- Hizo el lenguaje, las palabras, para revelarnos la verdad. Toda palabra es en principio sagrada.

3-  Dios pedirá cuenta de toda palabra ociosa o mentirosa (Mateo 12.36)

4- La verdad es de Dios para salvar a su creación, porque su pueblo padece por falta de conocimiento de su verdad (Oseas 4:6). Sólo la verdad revelada nos hará libres (S. Juan 8.32). Lo supieron Duarte y los que con osadía lo inscribieron en la bandera, como un enigma a ser descifrado por las futuras generaciones, en contraposición a pesar del ateísmo y  positivismo entonces de moda (Rousseau, Proudhon, Comte).

5- La prensa y los medios de comunicación son patrimonio humanidad (Benedicto XVI). Igualmente las encuestas, que fueron pensadas originalmente para que los ciudadanos conocieran sus propias opiniones y se pusiera de acuerdo consigo mismos, para que concertar acuerdos, establecer prioridades sobre los problemas y el uso de los recursos, sin arbitrariedades, ni abusos de poder.

6-  La empresa que dirijo, Gallup, es un patrimonio de la sociedad dominicana, y propiedad de Dios.  Un ministerio en manos de un humilde y pequeño equipo de gente humilde y laboriosa, que le cree a Dios.

7- Tratamos, por todos los medios técnicos, estadísticos, demográficos, sociológicos y espirituales de que los resultados de la encuesta sean de acuerdo a la verdad. Para el conocimiento y guía de 10 millones de dominicanos.

8- Editora Hoy ordena esas encuestas para tener el privilegio de darlas como primicia a sus lectores. Eso lo saben todos nuestros amigos, familiares, y nuestros hermanos en Cristo, que nos respetan y alientan.

9- Los datos son de Dios (aun con sus defectos y errores estadísticos o humanos).

10- Quien altera datos o divulga información ajena, le roba al cliente, le roba a Dios y al pueblo.

Nosotros nos esforzamos por honrar a nuestro Dios. (LQQD).