Termina conflicto en UASD

http://hoy.com.do/image/article/332/460x390/0/C804284B-7551-4BE8-AC34-437C2E3D7E1F.jpeg

POR M. ARISTY CAPITAN
Las autoridades, los profesores y empleados de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) acordaron ayer rescindir el contrato con la ARS Humano en cuanto se cumpla el período probatorio, terminando así con un conflicto que amenazó con paralizar de manera indefinida a la universidad por segunda vez este año.

El acuerdo se logró después de varias reuniones que sostuvieron el rector de la UASD, Roberto Reyna, y los presidentes de la Federación de Asociaciones de Profesores de la UASD (FAPROUASD) y la Asociación de Empleados Universitarios (ASODEMU), Héctor Sánchez y Juan Ureña, respectivamente.

Producto de estas reuniones se elaboró un documento que fue presentado a la asamblea que se llevó a cabo ayer en el Aula Magna. Gracias a este documento, aprobado a unanimidad por la asamblea, las autoridades y los gremios se comprometieron a normalizar la docencia y contribuir a que exista un clima de entendimiento y paz a lo interno de la institución.

Pero este compromiso, que peligraría si le descuentan a los profesores y empleados las horas que no trabajaron durante la pasada huelga de 72 horas, sólo se mantendrá si el Consejo Universitario ratifica el acuerdo antes de que transcurran cuarenta y ocho horas.

El acuerdo fue firmado por Sánchez, Ureña y los vicerrectores de extensión e Investigación y Postgrado, Franklin García Fermín y Clara Benedicto, respectivamente, quienes siempre estuvieron negociando con los gremios.

LA ASAMBLEA MAS CORTA

A pesar de que estaba convocada para las diez de la mañana, la asamblea de profesores y empleados no inició hasta las 12:25 del día puesto que había problemas con el sonido, producto de los destrozos durante la asamblea del miércoles pasado.

Aunque después que se arregló el sonido hubo que esperar unos veinte minutos a que terminaran de pasar en limpio el acuerdo de intención al que habían arribado los sindicalistas y las autoridades, llamó la atención que en cuanto se arregló el sonido Héctor Sánchez solicitara a la concurrencia que guardara las formas para evitar sucesos tan lamentables como los del miércoles pasado.

Y es que, comentó Sánchez, costó mucho trabajo convencer al rector de que volviera a cederles el Aula Magna. Esto se logró, tal como comentó una profesora después, por la mediación del vicerrector de extensión, Franklin García Fermín.

Llegado el documento, a las 12:24 minutos, comenzó la asamblea más corta que se ha realizado este año: en cuanto se leyó el documento se habló de someterlo de inmediato. Entonces Juan Ureña solicitó que su validez dependiera de que lo aprobase el Consejo Universitario.

Posteriormente el profesor Cocco, de la Facultad de Humanidades, solicitó un turno en el que propuso que se inicien cursos de formación para tener un personal que esté capacitado para crear la ARS de la UASD; que se le hagan varias vigilias a ARS Humano y que se niegue el plazo de los 90 días.

Las palabras de Cocco disgustaron a una parte de la asamblea que, compuesta por profesores que nunca asisten ante los llamados, fueron al Aula Magna con la clarísima intención de ponerle un hasta aquí a la pérdida de docencia. Así pudo comprobarse cuando, al leer someter el documento, fue “totalmente aprobado”, tal como dijo Sánchez.

Respecto al porqué decidieron esperar a que venza el plazo probatorio, Sánchez explicó que el contrato establece que para ser rescindido hay que avisar con 60 días de anticipación para que no haya ninguna penalidad. Esos 60 días, que le daban la asamblea, completarán los 90 que pedía el rector puesto que ya han pasado 30.