Tesimonio de Cosby pone metacualona de nuevo en las noticias

El comediante Bill Cosby. (AP Foto/Evan Vucci). Archivo.
El comediante Bill Cosby. (AP Foto/Evan Vucci). Archivo.

Los Ángeles, EE.UU.  Antes de Molly existía la metacualona, la droga de fiestas más popular de la década de 1970.    También era, como ahora sabemos, la que Bill Cosby mantenía a mano para darles a jóvenes con las que quería tener relaciones sexuales.

En una declaración de hace 10 años develada esta semana, Cosby dijo que ofrecía la droga “del mismo modo en que una persona diría, `ten un trago”’.

Nunca intentó escabullirla a escondidas en la bebida de nadie, agregó, como muchos otros hacían por esos días. Pero cuando se le preguntó si una mujer que lo acusó de haberla drogado y violado en 1976 pudo haberse resistido a él bajo los efectos de la metacualona, su respuesta fue: “No lo sé”.

Lo cierto es que esta droga, ilegal en Estados Unidos desde 1982, era ampliamente popular hace 40 años. La gente la consumía con regularidad con sus bebidas en clubes nocturnos de costa a costa.

La niña de 13 años con la que Roman Polanski admitió que tuvo relaciones sexuales ilícitas en 1977 dijo que el director ganador del Oscar la atiborró de champaña y media pastilla de metacualona antes de violarla en la casa de Jack Nicholson.

Polanski escapó a Francia en 1978 para evitar una larga sentencia en prisión y continúa viviendo allí como un fugitivo.

Holly Madison, en su libro de memorias recientemente publicado “Down the Rabbit Hole: Curious Adventures and Cautionary Tales of a Former Playboy Bunny”, escribe que Hugh Hefner una vez le ofreció un puñado de pastillas de metacualona, o Qualudes, como se le conoce por su marca comercial en Estados Unidos.

“`Usualmente no apruebo drogas, pero tú sabes, en los 70 solían llamar estas píldoras las abrepiernas”’, escribió que Heffner le dijo.

Hefner se ha negado a hacer comentarios sobre el libro de Madison.

Durante su testimonio por una demanda que terminó por resolverse fuera de la corte, Cosby dijo que tenía siete recetas distintas de metacualona.

Las consiguió pidiéndole algunas a su médico, dijo.

El doctor le preguntó si le dolía la espalda o algo, y Cosby le dijo que sí.    Pero Cosby dijo en la deposición que las quería por razones no médicas.