Texturas naturales, ¡adóptalas!

3C_¡Vivir!_12_1ok,p03

No hace falta que llegue la temporada estival para observar que el mimbre, el ratán, en definitiva, todo tipo de materiales naturales, han entrado en la decoración de manera intensa. Desde sencillos maceteros a espejos, sillones o sofás, se visten con textiles o maderas casi sin tratar.
Adiós al terciopelo, bienvenido el lino. Las directoras de Incasa Studio, Kika Payares y Ana María Sánchez, aconsejan dejar atrás el terciopelo y dar la bienvenida al lino en complementos como los cojines o las mantelerías.
Entre sus propuestas, las interioristas inciden en la necesidad de potenciar los aromas frescos y, para ello, nada como acudir a velas aromáticas, que recomiendan redistribuir las distintas estancias de la casa para que las fragancias se dispersen por todo el hogar.
Si es necesario, aconsejan “cambiar la posición de los muebles, para así lograr espacios abiertos”, explica Kika Payares, lo que incluye “abrir las casas a las terrazas y balcones”.
Mimbre y artesanía. Los cestos de mimbre en los que colocar revistas son también muy adecuados para colocar diferentes tipos de frutas en la cocina y representan, para estas interioristas, “una opción perfecta para esta temporada”.
Las responsables de Incasa Studio definen su estilo como “racionalista, ecléctico y con toques “vintage” a la vez que vanguardistas”. Entienden que color y luz son parte importante de la decoración: “Somos muy conscientes de que diseñamos casas en las que la gente va a vivir”.
La firma francesa La Redoute apuesta por las fibras naturales en su última propuesta decorativa. “El yute, el esparto, el algodón o el lino, ya sea para piezas de mobiliario como para alfombras o lámparas”.
Según esta casa de decoración son especialmente adecuados con la llegada de los meses de calor, pero perfectamente adaptables y aceptables en cualquier otra época del año.
Tradición y novedad. Desde los tradicionales sillones de mimbre o caña, tan habituales en las terrazas, pero tan comunes ahora también para el interior de la vivienda, a conjuntos de sofás o mesas bajas auxiliares, son algunas de las alternativas más atractivas.
Precisamente, sobre las mesas, Zara Home propone bajoplatos redondos de caña entrecruzada, además de lámparas de suelo y cobertores de velas para que se mantenga la llama.
También apuestan por la rafia, un material sostenible, y por el crochet, una manera de envolver botellas y vasos con colores divertidos sin necesidad de comprar otros, mientras que desde eBay proponen colgadores para plantas de mimbre.
Luz cálida. Los interioristas de La Redoute tampoco olvidan las lámparas, a las que incorporan grandes pantallas de ratán o mimbre en color natural o teñidas, como una excelente opción que ofrece una luz cálida y luminosa.
Las alfombras de yute o cáñamo marcan tendencia en esta opción decorativa y aportan un estilo bohemio, tanto en pequeñas como en grandes superficies.
Es el caso de la firma Black Velver Studio, cuya opción ha sido presentar espejos decorativos de mimbre y ratán con un diseño artesanal que son sencillos y capaces de adaptarse a cualquier ambiente, aportando a la decoración un ambiente cálido y equilibrado. Pero no es la única aportación de la firma a este tipo de mobiliario. Vietnam es una colección de cestos de bambú, en diferentes medidas, que destaca por su diseño artesano y su funcionalidad.