Tiempo de compartir juntos

26_03_2020 HOY_JUEVES_260320_ ¡Vivir!7 A

Como si se tratara de un presagio, las tendencias decorativas de los últimos tiempos apuntaron en la misma dirección: preparar nuestros hogares para el disfrute.
Ante el distanciamiento social, cuarentenas y el toque de queda nos toca quedarnos sí o sí. ¿Es posible estar en casa sin salir y no morir en el intento? Este es el momento de la verdad, de saber si nuestras casas son solo cuatro paredes o un verdadero refugio familiar.

Extraer lo positivo. Mi apartamento es muy pequeño, la casa es muy oscura, el patio es muy estrecho; sí, de seguro que tenemos muchas limitantes en casa para la idea perfecta que hay en nuestras cabezas, pero estamos perdiendo tiempo en quejas de cosas que no van a solucionarse ahora. En su lugar, explora esas bondades que te brinda tu espacio a las que puedes sacarles mejor provecho al estar en su hogar.

Hacer planes. Conversen y analicen, ya sean tú y tu pareja o toda la familia o tú en tu casa, vean qué les gusta hacer cuando están allí; si necesitan un sofá más cómodo para ver la tele juntos, si ya los chiquitos necesitan una cama más grande o a uno de ellos ya no le gusta el verde y quiere su habitación azul, si descubriste la paz que te da hacer galletitas o el súper chef que resultó ser tu marido. Hagan una lista de todos esos cambios que van a beneficiar su vida en el hogar una vez que todo vuelva a la normalidad.

Soltar la histeria. Sí, los chicos pueden hacer reguero, hay que fregar 20 veces al día y quizás no tengas el silencio o el espacio para ti porque todos estamos en casa de repente. Que eso no los altere, es momento de repartirse tareas para que la carga no esté solo en una persona. Si los chicos se pasan de las horas establecidas para los aparatos tecnológicos o no estuvo la cena justo a la hora, respira, todos tenemos que fluir en este proceso, no es el momento para dictar las reglas más estrictas de la casa, mas bien es la oportunidad para que toda la familia participe en lo que es llevar un hogar.

Organizar. Sí, en plural; todos en casa pueden aprovechar el tiempo para sacar todas esas cosas que no usan, que están inservibles y separar lo que se puede reciclar, reparar o restaurar. Ya que no podemos salir, es hora de sacar, hacer espacio para lo que realmente usamos y disfrutamos. Tampoco tiene que ser toda la casa de golpe, dividan el trabajo y un día la cocina, otro los armarios y así no se hace tan pesado.

Alegrarse. No utilicen las palabras “aislamiento” o “cuarentena”, es “tiempo juntos”, descubran lo placentero que puede ser estar en casa y juntos.
Vean películas, cocinen, saquen los juegos de mesa o los juegos electrónicos que también pueden unirnos. De nada vale una casa de revista si no podemos disfrutarla, aprovechemos la oportunidad de sanarnos juntos en casa.