Tiempos de Novias

http://hoy.com.do/image/article/32/460x390/0/1CE3ABB2-F7E0-4637-92FB-8F41A8EE2B8B.jpeg

POR YOANY CRUZ
En un ambiente que recreaba una recepción nupcial, el Daisy Gran Salón presentó el desfile Tiempos de Novias, interpretando la forma en que desean verse y perpetuarse las parejas en un día tan trascendental como es el de su boda. La conducción del evento estuvo a cargo de Zoila Luna, quien ofreció las palabras de bienvenida a los presentes.

Las palabras de agradecimiento estuvieron a cargo de Daisy de Rondón, presidenta de Daisy Gran Salón, quien expresó que el objetivo de la actividad es recordar el concepto bajo el cual se creó el establecimiento en el que los clientes pueden satisfacer todos sus requerimientos de belleza en un solo lugar.

Además presentó el paquete “Menú de Novias”, el cual tiene la finalidad de liberar a los novios del estrés que conlleva la preparación de una boda, desde la despedida de soltero hasta la celebración de la recepción.

El Daisy Gran Salón presentó Tiempos de Novias, donde se exhibieron diferentes diseños para los contrayentes, creados atendiendo las preferencias y personalidad de los jóvenes de hoy, lo cual se reflejó a través del vestuario, los accesorios, el peinado y el maquillaje que lucieron las y los modelos presentes.

Las parejas de novios exhibieron estilos tradicionales, románticos, minimalistas y modernos.

Los novios, damas y madrinas fueron vestidos por Novella, Época Pret a Porte, Event 2 y Beliza Boutique, y el Atellier Flor de Liz vistió a los pajecitos.

Los vestuarios presentados dejan de lado la tradicional corona y el velo, mostrando un estilo más sencillo, como son los adornos en flores y otros elementos.

En la actividad también se exhibieron vestuarios para damas de compañía, pajecitos y madrinas que junto a la fina decoración a base de flores blancas y detalles alegóricos a la ocasión, transportaron a los presentes a una verdadera recepción nupcial.

Sin embargo, la pasarela no sólo se llenó del ambiente nupcial con la presencia de los elegantes vestuarios, también se presentó un precioso bizcocho preparado por Miriam de Gautreaux.