Tierra alta
El Senado lo hizo bien

http://hoy.com.do/image/article/329/460x390/0/B4D8DDF1-CAC0-4F84-A951-CC6FB0BB3B44.jpeg

PASTOR VÁSQUEZ
ceyba@hotmail.com

El Senado de la República acaba de escoger a los nuevos miembros de la Junta Central Electoral, haciendo uso de sus facultades constitucionales, y yo creo que lo hizo bien. Pese a que dentro de los nuevos jueces hay miembros de los partidos políticos, eso no empaña la buena escogencia, pues las personas seleccionadas, como es el caso del doctor Eddy Olivares, son personas de buen prestigio en la sociedad.

Veamos los nombres de los nuevos jueces:

La Junta Central Electoral estará presidida por Julio César Castaños Guzmán; César Jazmín Rosario, suplente del presidente, y los titulares y suplentes, Roberto Rosario y Ada Barriola Lappot, Aura Celeste Fernández y Josefina Abréu Yarull, Mariano Rodríguez y Genaro Silvestre, Leida Piña y Josefina Montás, César Féliz Féliz y Polibio Rivas, José Aquino y Francisco Cabrera, John Guiliani, Rafael Evangelista Alejo y Eddy Olivares.

Todas estas son personas que tienen grandes méritos en la sociedad dominicana y por tanto pienso que desempeñarán una labor digna y alejada de los apasionamientos.

Además, ¿no son los partidos políticos el soporte de la democracia en cualquier país del mundo? En nuestro país hay instituciones de la sociedad civil que desean satanizar a los partidos políticos, y yo que vivo revisando la historia he entendido que nuestras instituciones políticas, con todo y sus defectos, son sumamente importantes para el avance de nuestra sociedad.

¿Qué sería de un país sin partidos políticos? Sería un caos total y el ejemplo lo tenemos en ciertos países vecinos.

El Senado impuso su autoridad con elegancia, con respeto a la institucionalidad y al pueblo dominicano.

Desde la campaña electoral pasada había dicho que el señor Reynaldo Pared Pérez es un hombre de Estado y como un estadista se comportó con ese desafío que era elegir a los jueces de una junta que es manzana de ambiciones de ciertos núcleos de la sociedad dominicana.

Reynaldo Pared Pérez es un hombre que prestigia a la sociedad dominicana, es un hombre valiente que no se dejó amedrentar por personas que viven buscando socavar la institucionalidad del país.

A través del llamado consenso hay grupos que quieren sustituir a las instituciones, con clubes de amigos que buscan un espacio donde no lo tienen y cada vez que una institución del Estado dominicano, como la Cámara de Diputados y el Senado, toma una decisión que no les favorece, ellos salen a desacreditar. Esta vez se les desvió el tiro.

Siempre he dicho que las instituciones no tienen la culpa de los errores de los hombres y mujeres que la dirigen, las instituciones están enfermas porque los individuos están enfermos, porque está enferma la sociedad, y entonces lo que debemos hacer es curar a la sociedad, no destruir las instituciones.

¿Imagínese usted que el Jefe de la Policía Nacional, Bernardo Santana Páez –que por cierto va a pasar a la historia como el mejor jefe de la Policía– tenga que buscar consenso para tomar la decisión de proteger a la sociedad de esa delincuencia que nos roe paulatinamente.

¿Era la DNCD una mala institución? Creo que iba por mal camino, pero desde que llegó el general Rafael Radhamés Ramírez Ferreira, un hombre serio y responsable, la situación allí ha cambiado.

Yo creo en la institucionalidad, creo en las facultades gubernamentales que tienen las instituciones, y pienso que cuando se rompe la institucionalidad se cae en el caos y en el desorden, eso es lo que quiere mucha gente, incluyendo los elementos retardatarios que también viven acosando y acusando a los jueces, debido a que ya no pueden hacer sus sentencias en cuartos oscuros.