Tinglar, emprendedores por la protección del medioambiente

Tinglar, emprendedores por la protección del medioambiente

Miosotis Batista es conocida en el mundo virtual como @mioexplorando y Juan Carlos Núñez como @yohanature.

El acelerado incremento de la contaminación del planeta ha movilizado a jóvenes de todo el mundo a promover proyectos que generen conciencia sobre la conservación y cuidado ambiental tanto en sus hogares como en sus comunidades.

La República Dominicana no es la excepción. Un ejemplo de que aquí también hay interés de proteger y conservar el medio ambiente es el proyecto Tinglar.

Una iniciativa de Miosotis Batista que vio la luz en el año 2017. Se trata de una agencia de proyectos medioambientales y turismo, que también tiene a su cargo la producción y edición de la revista Tinglar, un medio alternativo enfocado en educación ambiental y promoción del turismo sostenible .

Tres años después, en 2020 y gracias a las luchas sociales y la defensa del medio ambiente, Batista y Yohan Núñez se conocieron a través de Instagram.

“Nos dimos cuenta que debíamos seguir el camino juntos , así que decidí venderle a Yohan el 50% de mis acciones. Desde entonces ambos hemos seguido trillando el camino de crecimiento de la empresa”, cuenta la emprendedora.

Tinglar Eco Store

Ya estando en sociedad, en el año 2021 y en plena pandemia, decidieron ir más allá y abrir Tinglar Eco Store, una tienda dominicana enfocada en la preservación de la biodiversidad a través del consumo responsable.

Los ambientalistas admiten que el inicio del proyecto fue arriesgado, por ser año de muchos retos para el mundo que intentaba sobrevivir a la covid-19, todos los negocios estaban cerrando, pero ellos estaban creyendo en que podía funcionar.

Una idea loca, pero viable, ambos relatan que no pueden negar que se moría de miedo y ansiedad, gastaron todos sus ahorros confiando en algo muy incierto.

El éxito de un negocio es lograr que se pague solo en el primer año y nosotros lo logramos en el primer mes, aunque todavía no nos deja para vivir como ricos, eso llegará, pero mientras, es la razón de la mayoría de nuestras sonrisas”, aseguran.

Los sacrificios de emprender

Iniciar cualquier negocio implica grandes retos, y en su primer año funcionando tanto Miosotis como Yohan lo han experimentado, cuenta que ha sido un constante aprendizaje, “ en un solo día hemos trabajado de carga caja, mensajeros, recicladores, dependiente, gerente de marketing, contables , administradores, figura de la marca y de todos los roles hemos aprendido; nos han hecho mejores profesionales”, aseguran en su relato.

Educando para el futuro

Además de ser una ecotienda, funcionan como una escuela de educación ambiental, donde todas las personas pueden aprender a cuidar el planeta.

Uno de sus principales logros ha sido poder ayudar a muchas personas a usar sus mismos envases por un año para rellenar repelente, protector solar, detergentes…

Así mismo, han instruido a las mujeres a reducir la contaminación durante su ciclo menstrual sustituyendo las toallas sanitarias por la copa y las toallas reutilizables.

Generación de empleos

Empezaron dos y hoy en día son un equipo fijo de cuatro empleados, más cinco free lance quienes encaminan este proyecto.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas