Tirando a la Porteria
Creemos en Baliño

POR FELIX DISLA GOMEZ
La semana pasada hablábamos de varios renglones que están entre los que figuran en el proyecto que Angel Baliño ejecutará cuando asuma la presidencia de la FEDOFUTBOL. Nos preguntaron varias personas si nosotros creíamos que él cumpliría los mismos cuando lo elijan, y nos atrevemos a afirmar que estamos más que seguros de ello, y agregamos que pensamos así porque Baliño ha hecho lo mismo desde varios cargos que ha ocupado, dentro y fuera del fútbol, una como presidente por diez años de la Asociación de Fútbol del Distrito Nacional) 1992-2001), y otras desde los puestos que ha ocupado en el sector privado y público del país. Y para muestra varios botones:

– En 1992 se jugaron torneos en cinco categorías, incrementándose año tras año hasta llegar a 17 categorías en el 2001.

– En 1992 participaron 19 clubes en los torneos y en el 2001 fueron 31, llegando en total a participar 47 clubes durante los diez años.

– A partir de 1993 se carnetizaron todos los jugadores  de todas las categorías, previa presentación de acta de nacimiento o cédula, que sirvieron de identificación de los mismos en todos los torneos.

– Se celebró asamblea ordinaria cada año, con entrega de informe económico detallado a todos los clubes.

– En cada asamblea se aprovechó para premiar los torneos pendientes, hacer reconocimientos, presupuesto del año próximo.

– Se celebraron 5 elecciones cumpliendo el debido proceso, o sea, publicación en la prensa, entrega con acuse de recibo a todos los clubes de la convocatoria, acompañada del listado de los clubes con derecho a voto, de los nombres de la comisión disciplinaria, del reglamento electoral y de los estatutos de la asociación.

– Se celebraron en total 129 torneos, mas de uno por mes, tomando en cuenta que varios de ellos duraron hasta cuatro meses.

– 87 torneos fueron en las categorías menores (pre-alevín, alevín, mascota, pibe, infantil (masculino y femenino), junior y juvenil (masculino y femenino) y 42 en las categorías mayores (cuarta, tercera, segunda y primera división, futsal, Copa Santo Domingo, veteranos y master)

– Se jugaron en esos diez años 2900 partidos, participando en los mismos 879 equipos y más de 17000 jugadores.

– Se marcaron 9700 goles, para un promedio de 3.34 por partido, repartidos esos goles entre poco más de dos mil jugadores.

– Se entregaron más de 500 trofeos, reconocimientos y/o placas.

– En 1990 es nombrado tesorero de la comisión de apoyo económico de la FEDOFUTBOL con los siguientes logros:

– En ese mismo año ayudó a la consecución con VISA Internacional y los bancos del país US$10 millones al Comité Olímpico Dominicano para llevar al equipo de fútbol a los juegos Centroamericanos de México.

– En 1991 consiguió el patrocinio económico para celebrar en el país la Copa del Caribe (Shell), donde participaron Haití, Puerto Rico y clasificamos por primera vez por delante de Haití, obteniendo el derecho de participar en la ronda final en Jamaica. Los recursos recaudados alcanzaron para cubrir los gastos en Jamaica.

– En 1993 consiguió los recursos para llevar la selección juvenil dominicana a eliminatorias en Puerto Rico.

– En 1994 fue factor clave para conseguir los pasajes para que la selección juvenil viajara a Dinamarca y ganara la Copa Danna, considerada como el mundial juvenil de clubes siendo el primer triunfo de este carácter para el fútbol dominicano.

Por esto, y por muchas cosas más es que nosotros creemos en trabajo que puede hacer Baliño desde la Federación. Nos imaginamos como se incrementará el fútbol cuando Baliño y todo su equipo, junto a todas las asociaciones, pueda plasmar en toda la geografía dominicana  lo mismo que hizo en el Distrito Nacional, y mucho más. Con Baliño el fútbol dominicano verdaderamente se masificará y así creceremos todos.

La ética en el fútbol

“En el ejercicio de su función, los oficiales adoptarán un comportamiento que acate los principios éticos. Los oficiales se comprometen a observar un comportamiento digno. Deberán comportarse y actuar de forma auténtica e íntegra y no deberán abusar de ninguna manera de su función, en especial para obtener beneficios propios o ventajas personales.”

“En el ejercicio de sus funciones, los oficiales deberán evitar situaciones que puedan crear un conflicto de intereses. Un conflicto de intereses puede surgir si los oficiales tienen o dan la impresión de tener intereses privados o personales que perjudiquen el cumplimiento de sus obligaciones de manera independiente, íntegra y resuelta. Se entiende por intereses privados o personales toda posible ventaja que redunde en beneficio propio, de parientes, amigos o conocidos.”

“Los oficiales no aceptarán sobornos; esto implica que rechazarán el ofrecimiento, la promesa o el otorgamiento de un obsequio o cualquier otro beneficio que suponga una contravención de sus deberes o un comportamiento deshonesto en beneficio de terceros.”