TLC desaparecería empresas

http://hoy.com.do/image/article/204/460x390/0/572DE402-8AC0-45A8-A349-212FE0599786.jpeg

POR LUIS M. CARDENAS
El catedrático del Instituto Tecnológico de Massachusetts, Estados Unidos, Roberto Rigobon, advirtió ayer que varias empresas dominicanas desaparecerán con el Tratado de Libre Comercio con Centroamérica y República Dominicana (CAFTA).

Señaló que todas las reformas siempre son costosas, entre las que citó la tributaria, por entender que siempre hay alguien en la sociedad que estaba recibiendo una protección que luego la dejará de percibir.

Consideró importante entender que esos costos van a aparecer, pero que también es importante que el gobierno atienda a esos sectores que van a tener costos.

Rigobon ofreció una conferencia en la sala de la cultura del Teatro Nacional, titulada “América Latina y el Tratado de Libre Comercio”, auspiciada por la Secretaría de Educación Superior Ciencia y Tecnología, donde estuvieron presentes invitados de las diferentes universidades y funcionarios del gobierno.

Manifestó que habrá ciertas industrias que lamentablemente no son competitivas y que esos trabajadores necesitan el apoyo de parte del gobierno para sustentar su transición a otros sectores.

Reiteró que todos los sectores y las reformas tienen costos y advirtió que esta no será buena para todo el mundo.

Asimismo, dijo que los costos para la República Dominicana llegarán por el sector manufacturero, porque si hay una empresa que no es competitiva, tendrá que cerrar.

Explicó que en la República Dominicana se produce el arroz más caro de toda Centroamérica y que quienes lo producen tienen que producir algo diferente.

Se preguntó si 8.5 millones de dominicanos tienen que pagar el arroz más caro para que 400 personas no pierdan el empleo.

Rigobon, quien ha publicado más de 13 libros sobre diferentes temas económicos, más de 500 artículos y ha sido galardonado en varias oportunidades como el mejor profesor de la academia, dijo que en el sector agropecuario los costos de transportación son altísimos, pero aseguró que no todo el sector irá a la quiebra.

Dijo que hay ciertas empresas que tendrán que cerrar si son protegidas en los actuales momentos.

Expresó que en la actualidad nadie sabe lo que pasará, pero que en el día de la apertura del libre comercio un par de empresas tendrán que cerrar, lo que, añadió, ocurre en todos lados.

El economista norteamericano entiende que la idea de la apertura comercial es poder comprar el arroz más barato, los teléfonos celulares sin el arancel tan caro y poder tener acceso a bienes de otros países que son más competitivos que los que se producen aquí.

Sin embargo, destacó que los beneficios que tendrá el país son varios, incluido el derecho de poder importar los bienes más baratos en favor de los consumidores, por lo que las empresas tendrán que ser más eficientes.

Destacó que el beneficio más importante es que los países que firman tratados de libre comercio reflejan una evidencia de que se han comprometido con el proceso de reforma y maduración.

Manifestó que los países pasan por procesos de crecimiento, cometen errores y el firmar un tratado de libre comercio es tener el compromiso de continuar con esa reforma y en el caso de Estados Unidos, ayudar a la República Dominicana si se presentan problemas.

Reiteró que en principios habrá sectores que sufrirán costos, pero que también habrá áreas en las que la población se beneficiará.

Dijo que los sectores que reciben los costos son aquellos que se organizan y protestan, pero quienes perciben los beneficios no hacen ambas cosas.

Expresó que el beneficio que reciben las naciones que firman el tratado de libre comercio es que dura en el proceso desarrollado y que los países subdesarrollados están en un proceso de maduración.

Dijo que el primer título que reciben los países subdesarrollados es la firma del tratado de libre comercio y luego el tratado de inversión.

Sostuvo que los beneficios reales se van a presentar, porque  es una señal para el mercado y el mundo de que la República Dominicana está en el proceso de desarrollo sostenido y de largo plazo.