Todas las razones y azares para que el jazz hiciera un peregrinaje de júbilo

30_11_2019 Areito 30-11-2019 Areíto6

A: José Guerrero. Antropólogo.
Por los apasionados diálogos sobre el tema y su regreso a Besos y Abrazos.

If You Can’t Be Free, Be a Mistery
Y si no pudieras ser libre, sé un misterio. (*)…

1/ Cuando la trata negrera se convierte en compasillo y dolor. Nada menos que 400 años pasarían ingleses, franceses, portugueses, españoles y holandeses aprovechando las contradicciones internas de los reinos africanos cuyas dinastías existían desde el Siglo XIII. Una visión hoy de las razones que alentaron la trata negrera y por extensión el régimen colonial africano, en este sentido si soy revisionista a las claras y las oscuras, fue el régimen original que los contrabandistas de personas encontraron: en la base de construcción tribal estaba concebido una forma de esclavitud laboral, no como luego lo entendería occidente: la esclavitud como símbolo de posesión y de paso auxiliar de un modo de producción… Que quede claro: no justifico la trata negrera de los siglos posteriores 15, 16, 17, y 18, ha sido el comercio más inhumano e indigno que se puede concebir o conocer. Pero rechazo el tema de poner a los colonizadores como los únicos responsables de una catástrofe humana mundial, todavía no reconocida como tal: ese es otro tema. Si bien no soy no David Cole, Joseph Burg o Ernst Zundel, este último en especial, que dedicó su vida a negar el holocausto judío, debo rescatar el tema de los 6 millones de seres gasificados por los nazis, como parte de la barbarie humana, de este mismo modo, tendría que calificar los más de 50 millones muertos en la trata negrera generaciones por generaciones como el primer holocausto: al final, ambas son vidas humanas, cada una en circunstancias históricas diversas… (**)
Estamos hablando de cortar libertades, estamos hablando de trato vil, estamos hablando de hombres, mujeres y niños amontonados en galeras inmundas sin alimentar, consumidos en sus propios desechos… Pero la vileza del comercio humano, tiene cómplices en la infra estructura del poder de jerarquías monárquicas africana de entonces, ello no justifica la violenta intromisión y perversidad en la Trata Negrera… Derribemos algunos mitos añejos que hoy se repiten como monsergas sin documentación: ya desde el siglo V (DC) los árabes paseando sus caravanas por el África subsahariana, llevaban con ellos sus cadenas de esclavos, en esa parte del mundo donde la herencia esclavista griega, sus huellas había dejado. Se debe suponer luego: que estas ideas no apoyan en absoluto ni la colonización y mucho menos la Trata Negrera. Aquel dolor produjo con el tiempo un legado musical: El jazz.
Todo esto tendría que pasar alimentado por el tráfico de la Costa Este, africana. Entre 12 o 15 millones de esclavos entraron en los Estados Unidos de América, desde el siglo XVI y XIX. He aquí lo que nos interesa, porque sin Trata Negrera y expansión de esclavitud especialmente en el sur de la Unión Americana, tengan la seguridad de que el jazz como expresión de un pueblo arrancado de sus raíces, no existiría. Lo que la música europea duró más 1000 años en evolucionar, el jazz lo hizo en apenas 100, y sigue fresco, burlón viajando por el mundo, implantándose, cambiando de ropa según los ritmos del país que visita: qué fuerza, qué pasión, cuántas ganas de unir humanidades, qué soberbio, qué humilde y generoso: El jazz es un embajador sin complejos, explica cómo acotejarse allí donde llegue. Quizás en las ideas anteriores está su estatura gigante para sobrevivir y ser aceptado con alegría y placer inmenso.
2 / Que entre pentatónicas africanas y diatónicas europeas te veas, las primeras africanas, las segundas europeas Y bommmmmmmmm: el parto del jazz. Al hablar de escalas musicales encontramos la chispa y la adopción, el secreto de retroalimentación mutua, pero al mismo tiempo descubrimos la fuerza de la melodía africana estableciendo sus diferencias con la escala europea, la diatónica (7 notas), la otra pentatónica que equivaldría a 5 notas. Citado en jazz para principiantes Martin Gayford nos afirmaría: “Los esclavos africanos tenían una tradición musical tan sofisticada como la de Occidente. Pero había desarrollado en una dirección totalmente opuesta. Donde los europeos se habían focalizado en la armonía, los africanos se habían afincado en el ritmo”… La fusión, la interpretación de estas dos formas, estructura la base técnica del futuro jazz. El resto faltaría imaginación para figurarlo: ya en el siglo XIX la irrupción del blues y el ragtime, la música sacra fruto de la presencia africana en las iglesias, cambia la liturgia, Estados Unidos más tolerante que los británicos, deja su tiempo libre a los esclavos y los orígenes del ritmo se van componiendo.
3/ New Orleans, hasta el momento consenso del lugar de nacimiento. Leroi Jones, en su gente de blues, insiste en que el lugar preciso del nacimiento de jazz no es New Orleans. Ataca la teoría que ya todos y todas conocemos “El jazz comenzó en New Orleans e hizo su camino remontando el río hasta Chicago”… Para Jones (conocido también por su bautismo musulmán como Amiri Baraka) en cambio el fenómeno fue casi simultáneo en muchas partes del Estados Unidos… (tema de debate posterior en otro texto.)…
Lo que entiendo innegable, es que New Orleans reunía todas las mejores características para el desarrollo explosivo de aquella música: la llamada sociedad creole. Nacida en una New Orleans que desde pleno el siglo XI X hasta 1803, tenía una influencia francesa y española, única, que la ha diferenciado en las influencias culturales, con el resto de los estados de la unión americana. Ese crisol de negros libertos, esclavos, blancos, ese “Gumbo”, como se le llama allí a la mezcla de 1900 a 1920, produce música, personajes y acontecimientos que impactarían a la historia del jazz mismo: la ciudad es un referente importante del espectáculo por excelencia en la alta sociedad creole y la más baja que fue StoryVille, semillero de músicos y Dixieland y otros derivados del jazz.

4/ ¿Hacia dónde va el jazz, como se renueva, qué inventa para reinventarse en cada minuto, en cada viaje?… Woman in jazz… El secreto lo tenían bien guardado, las mujeres que estuvieron en la historia del jazz desde el inicio con más de 350 grupos, en la evolución ellas han hecho aportes contemporáneos Ignoradas, vendidas solo por sus historias trágicas, Billie Holliday, por su timidez, Ella Fitzgerald, por sus encantos, Sara Vaughan. Las mujeres aportaron al jazz desde hace mucho en los 100 años de existencia de esta música. Mary Lou William está entre las primeras o Carmen Mc Rae. En 1993, Frank Tirro escribe en su libro Historia del jazz clásico: “Las mujeres han tenido un papel de importancia en el jazz desde el primer momento; sin embargo, el estereotipo popular suele restringir la contribución femenina a la música vocal: las cantantes de blues clásico, las vocalistas femeninas de las eras del swing y el bebop y quizás alguna pianista ocasional. Aunque las instrumentistas femeninas han obtenido logros de importancia, nunca les ha resultado fácil contar con el completo reconocimiento de los jazzmen masculinos, y ello por obstáculos muy similares a los que han definido la lucha por la igualdad de derechos en el mundo empresarial…” …
Hoy nombres como Carla Bley, Cobi Narita, promotora del Woman In Jazz Festival, Jane Ira Bloom, Bobbi Humphrey y no puedo dejar de nombrar a Joanne Bracken, señora pianista de Jazz y Gery Allen Trio.
El jazz avanza, produce sucesores que no vemos de inmediato, busca su fuente y vuelve a conquistar, avanza cada vez más rico en versiones nacionales e internacionales, por eso Cecil Taylor dijo alguna vez: “El jazz es el único deporte donde te dejan reencarnar estando vivo”. Tal vez, porque ahora no necesita ser ya más un misterio, para ser libre (CFE)…