Todavía  mantiene las ganas de hacer la travesía

En este caso, la persistencia no ha dado frutos. Parece una lucha contra lo imposible, contra la fuerza de la naturaleza.  
CAYO HUESO, Florida, EE.UU.  AP
.  La nadadora de resistencia Diana Nyad canceló ayer su cuarto intento en casi 35 años de nadar de Cuba a Florida, luego de cuatro días de tormentas, picaduras de medusas, hipotermia, labios hinchados y la amenaza de tiburones.

El equipo de apoyo a Nyad informó que la sacó del agua a las 00:55 horas, en momentos en que había una tormenta y las embarcaciones de apoyo a su alrededor eran sacudidas por los vientos y las olas. Su equipo había tuiteado anteriormente que ella fue retirada del mar a las 7:42 horas. No proporcionó explicaciones por el cambio.   En su blog, la integrante del equipo Candace Hogan escribió que Nyad sacudió airadamente la cabeza después de haber sido sacada del agua y planeaba terminar el recorrido a nado una vez que aminorara la tormenta.   “¿Cuándo puedo volver?”, preguntó la nadadora, citada por Hogan. “Quiero que sea totalmente transparente que estoy fuera del agua, pero todavía tengo mucho en mí y quiero seguir adelante”.   Pero luego “se dio cuenta de que los obstáculos en contra de este nado eran demasiado grandes y estuvo de acuerdo antes del amanecer en volver a Cayo Hueso por barco”, agregó Hogan.

La atleta, nacida en la ciudad de Nueva York, era llevada en un barco hacia los Cayos de Florida, donde se esperaba su llegada horas más tarde.