Todo Verde: Madre e hija unidas por el amor a la cocina

Todo Verde: Madre e hija unidas por el amor a la cocina

Hay comidas que estimulan tanto la memoria gustativa que son capaces de llevarnos a momentos felices en el comedor de nuestra casa materna. Y es que existe conexión especial entre la madre, los hijos y la comida, por la sencilla razón de que es la primera persona que nos alimenta.

Y esa influencia gastronómica de nuestras progenitoras se convierte en herencia que pasa de generación en generación y que, en el mejor de los casos, se puede hasta convertir en un negocio familiar.

Un buen ejemplo de ello son la periodista Isabel López y su hija Ana Jacobo, fundadoras de Todo Verde Cocina Creativa. Se trata de un proyecto gastronómico a través del cual crean deliciosas mermeladas y conservas. También comparten algunas de las recetas y consejos a través del portal web de Todo Verde.
Igualmente, juntas crearon un recetario culinario denominado “De la cocina de Isabel & Ana Adelina, recetas con alma”.

Explican que son dos aficionadas a la cocina, descubrieron que su comida era del agrado de muchos, por lo cual crearon su emprendimiento.

“Sentimos pasión por la elaboración de mermeladas, salsas, conservas y encurtidos. La ventaja de hacerlos artesanalmente es que tienes en la mano la seguridad de la calidad de los productos”, dicen.

Ana, a sus 23 años, y superando las limitaciones de una condición intelectual distinta, trabaja junto a su madre Isabel para monetizar el talento y la pasión que ambas tienen y que siguen cultivando en la cocina.

Puede leer: Cinco beneficios de tomar una taza de café por la mañana

Para formalizar este emprendimiento ambas agotaron varios meses de preparación tomando clases de cocina e inocuidad alimentaria.

De igual manera, Isabel tomó la decisión de renunciar a su trabajo formal de relaciones públicas para dedicar a este sueño conjunto.

“Evaluamos varios emprendimientos, pero al finalizar las clases de cocina, empezamos a preparar salsas y vimos que a las personas les gustaban y nos solicitaban más. Así es como para finales de 2019, decidimos empezar a dar los pasos para ofrecer un servicio más profesional y crear el pequeño negocio familiar”, dice.

“Disfruto preparar los platos que me gustan. Mami y yo tomamos varios cursos de cocina para adquirir destrezas y habilidades que nos ayudaron a dominar las técnicas básicas de la cocina tradicional y creativa y también a manipular y procesar los alimentos y materia prima”, comentó Jacobo a través de un video compartido en su canal de Youtube.

Sobre la marca, López expresó que han logrado dar pasos firmes en este sentido gracias a un programa de fortalecimiento de mujeres empresarias que ofrece la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), en conjunto con el Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM) y otros auspiciadores.

Publicaciones Relacionadas