Tolentino Dipp Juzga inmoral y atraso político proyecto reforma

Como inmoral y un verdadero atraso político calificó Hugo Tolentino Dipp, vicepresidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), el proyecto de reforma constitucional que sometió al Congreso Nacional el presidente Leonel Fernández.

El jurista consideró, además, que ese modelo de Constitución niega los principios éticos del profesor Juan Bosch –el fundador del PLD- porque se consagra la reelección absoluta y sin límites para el actual presidente de la República.

Al hacer ese planteamiento, en el almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio, dijo que en ese proyecto la Constitución pasada no tendrá ningún valor a partir de la publicación de la nueva, lo que implica que se podrá reelegir por otro período.

En la citada propuesta se toman las partes positivas de otros proyectos presentados en el pasado por entidades como la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) y el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), pero en lo esencial hay un desequilibrio total de los poderes del Estado, dijo.

“Eso es una copia de la Constitución española en sus artículos 56 y 57, y esos españoles que vinieron pagados por el Estado a discutir proyectos de reforma quisieron retribuir con esa monstruosidad a Fernández. Es que en España el rey está considerado como símbolo de la unidad y permanencia porque en una sociedad multinacional él encarna la unidad, y tiene la permanencia porque recibe el poder hereditariamente. Eso no funciona en una república, de manera que eso es una locura”.

 El dirigente perredeísta declaró que el delirio del Presidente llega tan lejos que incluyó que el Poder Ejecutivo se ejerce en nombre del pueblo, obviando los demás poderes del Estado, por lo que según él al mandatario se les han subido los humos a la cabeza.

Suprema Corte.  Sobre la creación de una sala constitucional y un tribunal administrativo en la Suprema  Corte de Justicia (SCJ), lamentó que los juristas que defienden ese propósito citen los ejemplos de las supremas cortes de El Salvador y Costa Rica.

Sin embargo, destacó que el único interés en crear esa instancia es para manejarla porque tendrá  un procurador que será designado por el presidente de la República. Todo tiene la finalidad de que no les saquen cuentas, destacó el dirigente perredeísta.

“Este proyecto de reforma está hecho  en términos grotescos y voluminosos nada más que para impactar, porque una serie de instituciones que tiene deberían ser producto de la ley, por lo que hay violaciones a la ley que son inconcebibles.

PRD y crisis de partidos.  Tolentino Dipp también cuestionó que en estos momentos el PRD esté inmerso en una lucha interna por la presidencia de esa organización.

En tal sentido, destacó que el PRD ha perdido uno de los principios fundamentales de su extinto líder, José Francisco Peña Gómez, quien pretendía introducir grandes transformaciones a la sociedad dominicana, desde el punto de vista de la participación, la descentralización y el desarrollo social y económico.

Pero el PRD ha perdido mucho de eso, por lo que tiene que plantearse cómo va a recuperar las esencias del pensamiento de Peña Gómez, dijo al destacar que “los partidos en general son puramente electoralistas”.

“Cualquiera de los dos tiene derecho de aspirar, pero la lástima es que desde ya los partidos comiencen a barajar nombres y aspiraciones, a concretar favores, a aglutinar tendencias sin hacer lo más importante, que es expresar ante el pueblo cuál es su visión sobre la sociedad dominicana, eso es lo que le falta al PRD y al PLD”.

Al analizar esa práctica de la partidocracia criolla, argumentó que los candidatos les temen a las prédicas permanentes porque eso implica comprometerse, y tanto en el PRD como en las demás organizaciones los programas de gobierno no son del partido, sino del candidato que gane unos comicios.

Sobre Hipólito Mejía. Cuestionado sobre las posibilidades de Hipólito Mejía de retomar todo el poder político en el PRD y hasta la Presidencia de la República, expresó que   dada la situación de la sociedad dominicana no puede decir si  pasó el tiempo del ex mandatario, quien perdió las elecciones de 2004 en un intento reeleccionista.

En ese contexto, Tolentino Dipp planteó que,   por encima de las  bondades de un candidato existe una serie de mecanismos que se ponen en juego para alcanzar el voto de los dominicanos, lo cual se vio en las pasadas elecciones  presidenciales.

Luego de hacer esas argumentaciones, dijo que el PLD  tiene atados  a  una serie de sectores e instituciones que son votos seguros para el futuro, y los tiene sobre la  base de la dádiva, del clientelismo y  del empleo.

“Hasta  sectores económicos que tienen una permisividad extraordinaria para hacer lo que les venga en ganas, ni hablar de sectores confesionales, de manera que estamos mal porque la ganancia económica de una diversidad supera el respeto del pueblo. No solo en este gobierno, lo que pasa es que se ha multiplicado y es lamentable”, dijo Toletino Dipp.

  ¿PRD sin perspectivas?

Al dirigente perredeista  se le preguntó si, en el contexto de crisis social y moral que vive el país, el PRD se puede perfilar como una esperanza.

Su opinión fue desfavorable, porque expresó que ese partido está ensimismado en una disidencia interna.

Al referirse a ese aspecto dijo que la entidad  está perdiendo las perspectivas nacionales.

Asimismo, dijo que tampoco está orientando sus ideas hacia las necesidades de la sociedad.

De manera que está perdiendo un tiempo precioso frente a un gobierno errático.

Con su silencio, refirió,  el Partido Revolucionario Dominicano pasa por alto muchas cosas y es permisivo frente a las faltas del gobierno.