Tommy Hilfiger
 Colección para Damas y Caballeros Primavera 2010

Primavera 2010, Tommy Hilfiger re-imagina el glamour relajado de un sureño malecón de California.

Desde California hasta las animadas calles de la Quinta Avenida de Nueva York,  y las tiendas globales que llevan la insignia de Tommy Hilfiger abren sus puertas para presentar la colección Primavera 2010 inspirada por el estilo Americano y el  malecón de California.

Pensado para un estilo de vida que es tanto chic como casual, la ropa no es pretenciosa sin embargo, cautiva. Lo estructurado se encuentra con aquello que fluye, con materiales como canvas, twill y cuero, coexistiendo con livianísimos jerseys y sedas; pantalones holgados combinados con jackets a la medida con hombros un tanto marcados; y los pantalones cortos se mezclan con camisetas ondeantes. Como la belleza del Pacífico, la colección es una paradoja relajante y estimulante.

Anclando la colección de Damas, encontramos una paleta que consiste de sombras azules neutrales y distintivas, desde el azul celeste hasta un tentador celeste piscina. Los colores del atardecer como el carmín, rosado y melocotón también aparecen en medio de una selección de piezas con rayas náuticas, aireados pantalones de montar y frescos pantalones cortos con bolsillos.

Para la tarde, una sofisticación despreocupada reina con largos  y sencillos trajes de algodón perfectamente acentuados con sandalias de sogas y detalles metálicos. Accesorios, desde nostálgicas correas de macramé y ganchos, botas clásicas tipo desierto con un dedo afuera y coloridos lentes de sol en blanco y verde hasta bandas y mallas de corte entero para vestidos de baño, sugieren lo juguetón y sexy inherente a la playa.

Compartiendo las mismas raíces y paletas que la colección de Damas, la línea de Caballeros, un elegante pastiche de liberadas siluetas con colores brillantes. Los pantalones tienen más cuerpo y las camisas son más abiertas, sin temor a mostrar un poquito de piel. Partiendo de las tradicionales reglas clásicas, donde los pantalones cortos se usan con mocasines y un polo, los pantalones cortos son mostrados con botas y un suéter.

 El estilo de trabajo viene en interesantes twills, tradicionales camisas y elegantes y sencillos sacos (trajes) de doble solapa. Una sensibilidad más ligera también tiene un papel con las corbatas tejidas a rayas.  Estas son las ropas para un hombre que no tiene miedo de robarse un momento de su agitado día para retozar en el malecón, aún si es sólo en sus sueños.