Tony Peña no pierde entusiasmo por el juego

http://hoy.com.do/image/article/301/460x390/0/D075576B-9993-42B6-9F54-93D424DCE0A8.jpeg

Por ALVIN VALDEZ
TAMPA, Florida.-
El dominicano Tony Peña es sinónimo de entusiasmo, veteranía y amplios conocimientos dentro del béisbol. Peña, en su segunda temporada como coach de la inicial con los Yanquis de Nueva York, destaca como se han expandido sus horizontes en tan prestigiosa organización.

“En béisbol uno nunca deja de aprender algo, los Yankees me dieron la oportunidad de pertenecer a ellos y mantenerme en Grandes Ligas. Mi experiencia aquí me ayudará a mis aspiraciones de dirigir de nuevo en este nivel”, dijo Peña al HOY.

Peña comenzó su carrera de manager en el Big Show con los Reales de Kansas City en la temporada del 2002, llevando al equipo a su primera campaña ganadora desde el 1993 cuando logró record de 84-78.

Fue electo Dirigente del Año en la Liga Americana por sus logros y continuó con ese equipo hasta principios de 2005, cuando un pobre comienzo de los Reales provocó que presentara su renuncia.

“Fue una gran experiencia, demostré que puedo ser manager en las mayores, el béisbol es mi vida y sé que no siempre las cosas salen bien”, agregó..

Tony comenzó su carrera de entrenador con los Astros de Houston como coach de banca antes de convertirse en el tercer dominicano en ser manager en las Grandes Ligas el día 15 de mayo del 2002.

ORGULLOSO COMO PADRE

Para el antiguo receptor ganador de cuatro Guantes de Oro, sus hijos representan una gran satisfacción y orgullo, incluyendo dos de ellos que son jugadores profesionales de béisbol.

Junior, como le llama su padre a T.J Peña, está jugando de manera regular el campocorto de los Reales. Francisco es el encargado de continuar el legado de receptor de su padre, éste es un cotizado prospecto recién firmado por los Mets de Nueva York.

“Estoy muy orgulloso de mis hijos, no solo de ellos dos, también de Jennifer mi hija. Mis varones se criaron de la mano del juego, creo esto le ha facilitado un poco las cosas, mantenemos una gran comunicación todos”.

SOBRE JUNIOR

Peña esta feliz con su hijo mayor, sabe que su guante está a la altura de la liga, pero entiende que debe mejorar su bateo para establecerse en las mayores.

“El debe ser más selectivo con los pitcheos, dejar pasar más lanzamientos. A través de las menores ha ido mejorando su ofensiva. Confío en que bateará cuando madure más como bateador. Eso toma un poco de tiempo”, concluyó.