Tony Saca lanza ramos de olivo a oposición

SAN SALVADOR (AFP).- El presidente electo de El Salvador, Elías Antonio Saca, de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA, en el poder), ofreció este lunes tender “puentes de entendimiento con todos los sectores” para hacer frente a los desafíos de la gobernabilidad.

“Lo primero es que recibo con humildad y mucho compromiso esta decisión de los salvadoreños de convertirme en su presidente. Voy a trabajar de forma intensa por generar armonía social en el país, y estoy abierto a tender puentes de entendimiento con la oposición”, fueron las primeras declaraciones de Saca al conocer su triunfo.

Saca, un empresario de radio de 39 años, obtuvo una aplastante victoria con el 57,73% de los votos en los comicios presidenciales del domingo, frente a su principal adversario, el candidato del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Schafik Handal, que logró el 35,63%.

Pese a ello Saca deberá negociar con otras fracciones minoritarias, como el Partido de Conciliación Nacional (PCN, derecha) que con sus 15 diputados es considerado clave en la correlación de fuerzas parlamentarias.

“Si hay que dialogar, tendré todo el tiempo para dialogar con la oposición, porque para eso me han elegido los salvadoreños”, fue el mensaje que subrayó el futuro mandatario.

El candidato perdedor Handal, un ex comandante guerrillero de 73 años, reconoció el domingo la victoria de Saca, pero no lo felicitó por considerar que su triunfo se basó en una campaña “del miedo” que “atenta contra la democracia”.

Durante el proceso electoral, ARENA desplegó una intensa campaña mediática, basada en la idea de que un triunfo del FLMN implicaría la instauración de un régimen comunista, que alejaría la inversión extranjera y provocaría más pobreza y desempleo.

“Es cierto que las cifras de los resultados electorales de este día anunciadas por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) le dan al señor Elías Antonio Saca la presidencia. Reconocemos que es así, pero no lo felicitamos”, exclamó Handal.

“Quiero decirle a (Antonio) Saca y su partido -agregó- que nosotros vamos a seguir luchando contra la corrupción y que si ellos van a intentar gobernar con el método de la mentira, del miedo y del chantaje, el país va a sufrir porque aquí va haber una resistencia sin tregua”.

El coordinador del FMLN, Salvador Sánchez, fue más allá al anticipar que “vamos a seguir luchando contra la privatización y no vamos a dar los votos por el TLC”, el Tratado de Libre Comercio que Estados Unidos terminó de negociar en diciembre con los países de Centroamérica.

Diversos sectores de El Salvador coinciden en que el modelo neoliberal vigente hace 15 años, cuando ARENA llegó por primera vez al poder, ha acumulado un déficit social que parece insostenible y que requiere de acciones amplias y eficaces.

Con el popular empresario de radio, ARENA alcanzó su cuarto gobierno en El Salvador, en donde se ha mantenido desde 1989 con la presidencia Alfredo Cristiani (1989-1994), sucedido por Armando Calderón Sol (1994-1999) y el actual presidente Francisco Flores que dejará el cargo el 1 de junio.