TOQUES
Atletas militares

POR HECTOR GARCIA
Una situación poco común viene presentándose con los atletas de alta competición miembros de la Policía Nacional.

El marcado interés que tiene el Gobierno, de controlar la delincuencia en las calles del país, motivó al secretario de lo Interior Y Policía, Franklin Almeyda, a quejarse de que habían muy pocos policías de patrulla.

Sabiamente, el jefe de la uniformada, mayor general Manuel de Jesús Pérez Sánchez, lo niega y dice que los únicos que no prestan ese servicio son los policías atletas, y agrega que los mismos irán a las calles, aunque con una misión de protección.

Entendemos que esa es una salida capicúa del jefe de la Policía, o sea, para complacer al secretario de lo Interior y a la población a la vez, por lo que nos atrevemos a decir que no es cierto que nuestros atletas serán obligados a dejar de entrenar y estudiar para ir a las calles a patrullar.

Estamos alerta, porque si es necesario, los deportistas todos, tenemos que oponernos a que los atletas militares sean utilizados con esos fines.

La Policía Nacional es una institución adulta y tiene los hombres y métodos necesarios para enfrentar la delincuencia, sin la necesidad de utilizar sus atletas, que son nuestros atletas.

PRESIDENTE, IMPIDALO

El presidente Leonel Fernández, deportista a carta cabal, en su calidad de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, debe impedir que los atletas miembros de esta última institución sean enviados a las calles a patrullar.

Esto así, porque esos hombres y mujeres no están entrenados debidamente para enfrentar a peligrosos delincuentes que armados hasta los dientes se lanzan a las calles a quebrantar la tranquilidad ciudadana, robando, atropellando y matando seres indefensos y en ocasiones a miembros de los cuerpos armados.

La juventud sana del país no quisiera ver en los periódicos y las cámaras de televisión, ni escuchar en la radio que tal o cual atleta, cayó abatido en un intercambio de disparos.

Sería un golpe duro.

Sería una situación muy difícil que más luego las autoridades tendrían que explicar, quizás, sin las excusas valederas.

Para evitar este posible fracaso, impida, Señor Presidente, que nuestros atletas policiales sean enviados de patrulla a las calles del país.

FÉLIX SÁNCHEZ

El más grande de los atletas dominicanos de todos los tiempos, Félix Sánchez, sufrió el sábado su primer revés, después de una larga racha de 44 triunfos.

Esos laureles incluyeron dos títulos mundiales, una medalla de oro en las olimpíadas pasadas y una medalla panamericana.

Félix Sánchez perdió el sábado en una carrera celebrada en Madrid.

El campeón del mundo de los 400 metros vallas se hundió en la recta de meta y acabó quinto y último, a casi dos segundos del vencedor, el subcampeón Berschawn Jackson.

Desde el sábado a hoy lunes, muchos, por no decir casi todos los medios, están sacrificando al gran campeón.

Félix Sánchez es humano. Félix Sánchez, no es sobrenatural, por lo que naturalmente puede ser vencido. ¡Apenas, es la primera vez! ¿Por qué crucificarlo? Todo lo contrario, alentemos a nuestro gran atleta y roguemos por su salud.

Félix Sánchez,  sigo enarbolando tu gran carrera y tus grandes triunfos.

¡Salve campeón!