Toronto 2015, los Panamericanos más gais de la historia

10969328w

Toronto (Canadá). La decisión de Toronto 2015 de “tener los Juegos Panamericanos más incluyentes y diversos de la historia”, lo que incluye la apertura del primer ‘PrideHouse’ de la competición, abre la puerta para que los atletas homosexuales del continente tengan estos días un ambiente “seguro” para competir.  

La muestra más tangible del nivel de apoyo de Toronto 2015 a los atletas y delegados gais llegados de los 41 países y territorios que compiten en los Juegos Panamericanos es la apertura del pabellón PrideHouse en colaboración con organizaciones de defensa y apoyo a las comunidades homosexuales.  

El modelo no es nuevo. Los Juegos Olímpicos de Vancouver 2010 (invierno) y Londres 2012 (verano) ya contaron con sus propias PrideHouse, un espacio físico “seguro” para atletas, entrenadores, familiares y turistas gais, bisexuales y transexuales.   PrideHouse Toronto tiene el mismo objetivo, así como “promover los derechos humanos de las comunidades lesbiana, gay, bisexual, transexual en el continente americano” y hacer énfasis en los problemas de homofobia y discriminación sexual en el ambiente deportivo.  

El pabellón PrideHouse está situado en el centro del barrio gay de Toronto y cada día ofrece programas específicos sobre los Juegos Panamericanos Toronto 2015 así como exposiciones sobre la historia de la comunidad gay y lesbiana y un foro sobre inclusión en el mundo del deporte.  

Para algunos atletas gais, el no tener que ocultar su identidad es básico para su rendimiento.   El gimnasta olímpico canadiense Kris Burley, que durante su carrera profesional nunca reveló su homosexualidad y que ha estado involucrado en la creación de PrideHouse Toronto, ha señalado en declaraciones a medios que desde su perspectiva, “para ser el mejor atleta posible, y alcanzar tus objetivos, tienes que ser tu mismo”.   “Y en mi experiencia, no fue un ambiente cómodo y abierto para mi. Era muy difícil”, añadió.